Una fotografía que puede salir muy cara

A.S.G.
-

David González podría despedir la temporada tras chocar con un fotógrafo en línea de meta en el Tour Poitou-Charentes. Fractura de radio confirmada y pediente del escafoides

Una fotografía que puede salir muy cara

Mala suerte «y a pensar en recuperarme lo más rápido posible».Regresa ya a casa David González (Caja RuralSeguros RGA) tranquilo tras asumir las consecuencias de una mala caída que podría llevarle a cerrar la temporada 2019 antes de lo esperado. Mala suerte para el ciclista de Fontiveros en el Tour  Poitou-Charentes en una tercera etapa en la que, directamente, se llevaba por delante a los fotógrafos en línea de meta. «No los vi».Estaban más adelantados de lo habitual. «Había una chica con la cámara y me la llevé. Pasé por encima».Las primeras consecuencias las avisaba el propio equipo desde tierras francesas. «Malas noticias desde Francia.Las pruebas confirman una fractura de radio» señalaban desde el equipo. Con el brazo escayolado, el abulense aún espera más pruebas con prudencia, porque «si es el radio, serán tres semanas, pero si es escafoide, habrá operar».La baja se prolongaría.El final de temporada está en duda.
Tiene clara la situación David González. «Si es sólo radio llegaría a las clásicas de Italia, si es escafoides, se acabó» tiene muy claro el corredor del Caja Rural Seguros RGA.Una caída que, además, llegaba justo antes de las etapas del Tour Poitou-Charentes que el abulense buscaba «disputar. Llegaba bien» después de superar una enfermedad en Portugal.
No le quiere dar más vueltas el ciclista abulense. «Es lo que hay. Si llego al final de temporada bien, pero si no llego, a pensar en recuperarme rápido y bien y pensar en la próxima temporada».
De momento, la presente, deja una buena valoración para el abulense en el año de su debut en profesionales saltando desde el equipo Sub’23 al primer equipo.  «Mejor de lo esperado» reconoce el de Fontiveros. «No me esperaba mi presencia en carreras importantes como la Rhone-Alpes o la Ruta de Occitania» en las que se dejó ver entre los primeros. «El equipo ha confiado en mí, he corrido todo lo que he querido, han sido muchas horas de competición y lo cierto es que es una temporada para estar contentos». Ahora queda esperar en los próximos días las pruebas que determinarán la lesión final pero lo cierto es que el abulense lo hace con una sonrisa. Sea como sea el final del 2019, el buen sabor de boca por la temporada que ha firmado no se lo quitará nadie.