Solidaridad en las venas

B.M
-
Solidaridad en las venas

La Hermandad de Donantes de Sangre de Ávila organizó un maratón en el que se consiguió recoger más de cien bolsas, superando las 89 de la cita anterior. Acudieron fundamentalmente donantes habituales pero también se lograron nuevas incorporaciones

Muchos donantes de Ávila se despertaron este viernes con un mensaje del Centro de Hemoterapia y Hemodonación en el que se invitaba a donar en el maratón  organizado en Ávila. Allí se indicaba que se necesitaba sangre y se invitaba a participar en un acto que es, ante todo, un ejemplo de solidaridad.
Lo cierto es que, según reconocía el propio presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Ávila, Alejandro Reveriego, durante la jornada se vio que sobre todo estaba acudiendo «gente donante habitual» a quien precisamente les estaba llegando el mensaje. Aunque también es cierto que no eran los únicos, pero con unos y otros se llegó a superar con creces las 100  bolsas de sangre, sobresando así las 89 del año pasado puesto que «este año el objetivo es llegar a cien bolsas, esta era nuestra intención», reconocía Reveriego y así se conseguía batir el récord logrado en estas maratones.
De nuevo, el maratón de donación de sangre se llevó a cabo en el Palacio de los Serrano, gracias al apoyo de la Fundación Ávila, donde los abulenses pudieron acudir a dar su sangre. Allí se encontraron con cuatro camillas y los correspondientes profesionales para lleva a cabo la extracción, entre ellos una doctora que se encargaba de la obligatoria entrevista para asegurarse de cumplir todos los necesarios protocolos sanitarios.
Estaba previsto que las donaciones se hicieran de 10,00 a 13,00 horas por la mañana y se retomara por la tarde, de 16,30 a 20,00 horas, pero después de al hora ‘de cierre’ aún quedaban catorce personas dispuestas a donar. Ya por la mañana, el mismo Reveriego explicaba que no habían parado y había momentos en los que incluso había que hacer cola para poder donar. Así fue la respuesta a la convocatoria para donar, que aunque estuviera protagonizada por donantes habituales también por la mañana habían acudido «dos o tres nuevos». Con ello se demuestra, explica el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Ávila, que «las maratones funcionan en todas las provincias porque habitualmente de las donaciones se enteran por los carteles o por mensajes, por ejemplo cuando es en el Barrio de la Universidad se envía mensajes a la gente de la zona para que sepan cuándo se va». Sin embargo ahora se cuenta con una ventaja más, reconoce, y es que «todos los medios de comunicación se hacen eco y así se entera todo el mundo».