El Real Ávila no afloja en Tordesillas

Área 11
-

Los encarnados se impusieron con comodidad en tierras vallisoletanas en un encuentro en el que Vicente y Javito, con sendos goles, respondieron a su presencia en el once inicial

Tordesillas 0-2 Real Ávila

Tordesillas: Puras; Yerai, Sánchez, Ruiz, Chencho, Alvarito, Tato, Héctor, Óscar (Sergio H., 82´), Chema (Cesteros, 52´), Saúl..
Real Ávila: David; Josito, Llorian, Rui, Javi, Cabrera (Josu, 52´), Javito, Cabezudo, Álex, Vicente (Tuto, 62´), Quirós (Oliver, 77´).

Árbitro
Pérez Fernández (Zamora). Mostró tarjetas amarillas a los locales Sánchez, Ruiz y Chencho; y al visitante Cabrera.
Goles
0-1 (minuto 11) Vicente; 0-2 (minuto 55) Javito
Incidencias
Encuentro correspondiente a la jornada 37ª disputada en Las Salinas ante 250 espectadores.


El Real Ávila salió al césped de Las Salinas con la firme intención de refrendar con otra victoria su clasificación para el playoff en una temporada muy complicada, especialmente en los despachos, y consiguió su objetivo. El cuadro preparado por Borja Jiménez aprovechó su mayor control en el centro del campo y las claras ocasiones creadas para vencer sin mayores problemas al Tordesillas por cero goles a dos, obras de Vicente y Javito.
El equipo local llegaba algo tocado fruto del alto número y ritmo de partidos en las tres últimas jornadas, si bien un empate le confirmaba como equipo de Tercera un año más en su temporada de recién ascendido. Pero ante las bajas y los jugadores tocados, le costó entrar en el partido, una circunstancia que aprovecharon a la perfección los encarnados ya desde los primeros minutos para adelantarse en el marcador. Y es que desde los compases iniciales la intensidad y el ímpetu abulense impregnó a los 22 jugadores, con un amplio dominio en el centro del campo que se tradujo en el 1-0. Tras un centro desde la banda izquierda al segundo palo, Vicente remataba a la red de cabeza al estar mejor situado que su par para el remate.
El gol llegó en la primera aproximación abulense, y tras éste el cuadro local se vino abajo, sin poder entrar de lleno en el partido. Por su parte, el Ávila debió y pudo sentenciar la contienda ya en el primer tiempo en hasta dos ocasiones muy claras de Llorian e Iván Cabezudo. La primera, en el 27, en un disparo a bocajarro de Llorian que salió rozando el larguero, y la segunda en otro disparo de Cabezudo que se marchó alto. Así se llegó al descanso.
Ya tras la reanudación, el guión se repetiría con otro tanto tempranero de los de Jiménez. Y es que a los 55 minutos de juego, Javi recuperó un balón en el centro del campo, avanzó unos metros, vio algo adelantado a Puras, y desde casi 35 metros la pegó con todo, el esférico hizo una parábola imposible y acabó superando a Puras por arriba, logrando el 0-2. Un tanto de muy bella factura.
El Tordesillas, que efectuaba constantes balones en largo tanto desde la defensa como desde la media, buscando a los puntas y tratando de marcar a balón parado, seguía sin encontrarle el punto al partido. En dicha tesitura, el Ávila se defendió como gato panza arriba sin apenas conceder espacios, siendo imposible sorprender a los encarnados.
Además, tuvieron de nuevo varias ocasiones como para haber aumentado su ventaja. En el ecuador del segundo tiempo, una triangulación por la parcela izquierda del campo acabó en un pase de Vicente a Álex que éste, a bocajarro, no supo empalar con efectividad y Puras repelió el disparo. Cabezudo también probó fortuna en un disparo lejano. Jiménez dio entrada a Josu, Tuto y Oliver para refrescar ideas y piernas, en un partido para el que reservó a hombres tan importantes como Emilio, Piru, Pitu o Trujillo, titulares habituales, con el fin de que estén frescos en el playoff. Vicente también gozó de una clara ocasión en un remate de cabeza que se fue rozando el poste.
El Tordesillas seguía con su juego directo y, a pesar de todo, pudo reducir distancias. En el 82 hubo un gol anulado a los vallisoletanos, en concreto a Saúl. En su salto con David, el meta abulense, el colegiado Pérez Fernández entendió que había falta previa al disparo desde el suelo del jugador local y anuló su gol. Finalmente, el Ávila confirmó un nuevo triunfo, el vigésimo de la temporada, en una victoria cimentada desde el centro del campo y su dominio. En frente, un Tordesillas que se salva matemáticamente tras el tropiezo del Becerril ante la Cebrereña.