La Cebrereña hace historia

L.C.S. / A.S.G.
-

La Cultural Deportiva Cebrereña firmaba la permanencia de forma matemática ante el Becerril con un rotundo triunfo por 4-0 ante los palentinos • David Terleira, con un doblete, abrió el camino de la victoria

Los jugadores de la Cultural Deportiva Cebrereña se abrazan tras uno de los tantos de David Terleira - Foto: Pablo

Cebrereña, 4

 

Becerril, 0

Jerays
Súper
Ruba
Juanma
Abel
Jota
Mario Juez
David Franco
(Javi Prieto, 66’)
Terleira
(Héctor, 76’)
Juankar
Aitor
(Javi Pérez, 82’)
  Ortega
Héctor
Arquero
Loma
Dani
Diestro
Adri
(Fredi, 63’)
Crespo
Merino
(Bello, 63’)
Melero
(Fran, 63’)
Blanco

Goles

1-0 (minuto 18) David Terleira; 2-0 (minuto 27) David Terleira; 3-0 (minuto 47) Aitor; 4-0 (minuto 60) Mario

Árbitro

Barbachano Plaza.Mostró cartulinas amarillas a los locales Ruba, Jota y David Franco

Incidencias

Encuentro correspondiente a la jornada 37ª de la Tercera División, disputado en ElMancho ante 300 aficionados.

La Cultural Deportiva Cebrereña firmó una de sus páginas más importantes en su historia. Porque hasta la fecha los verdiblancos nunca habían conseguido la permanencia en Tercera División. Hasta ahora. Dicen que a la tercera va la vencida. En este caso fue a la cuarta, con cuatro goles, ante su público, en El Mancho y en una jornada festiva –era el día de la Romería de la Virgen de Valsordo– donde los cebrereños tuvieron algo más que celebrar. Cebreros pudo festejar, y lo hicieron, la permanencia matemática de los suyos en la Tercera División. Hasta ahora nunca antes lo habían logrado en sus tres anteriores temporadas en la categoría, pero en esta ocasión se hicieron merecedores del premio de la mano de un equipo amasado con paciencia por Pepe García no sólo a lo largo de la presente temporada, sino desde su llegada al club, y que empezaba a dar sus frutos en una segunda vuelta para enmarcar que llevó a los culturalistas a poder firmar la salvación con una jornada aún por disputar. Fue en un duelo contundente, rotundo, y donde se elevó especialmente la figura de David Terleira. El cebrereño abrió el camino en una tarde en la que, pese a sus problemas físicos, no quiso borrarse del partido. Sacó fuerzas de donde ya quedan pocas y el equipo lo agradeció. De sus botas no sólo salieron los dos goles con los que el equipo amansó el inicio del Becerril, sino que fue capaz de evitar bajo palos un 2-1 que hubiera podido cambiar el escenario. No fue así y la Cebrereña pudo festejar que el año que viene volverán a ser de Tercera.
Sin embargo, y aunque pueda no parecerlo por el resultado final, el Becerril arrancó el encuentro mucho mejor que los locales. Hasta el punto de que Melero hizo suya la primera gran ocasión del partido. Porque junto al dominio del cuero y los espacios, el conjunto palentino empezó a sumar ocasiones. Venían en una buena dinámica y comenzaron el choque dando buena muestra de ello. Merino era el primero en probar los guantes de Jerays cuando remataba a puerta y el portero culturalista se veía obligado a desviar a córner. En la segunda de las ocasiones la suerte estaría del lado de los de Pepe García. Una falta lateral botada por Melero se estrellaba en el larguero. Fue un primer cuarto de hora donde el Becerril hizo suyo el encuentro. A partir de ese momento el partido fue de la Cebrereña. Y ya no lo soltaría.
El lanzamiento al larguero hizo despertar a los de Pepe García, y en especial a David Terleira, Aitor, Juankar y David Franco. Estos dos últimos hicieron suyo el centro del campo.Y el equipo lo notó. Los dos restantes monopolizaron la parcela ofensiva. Especialmente David Terleira, cuyo peso en el triunfo fue inapelable
En apenas diez minutos los culturalistas habían pasado de ser dominados a dominadores. Y buena culpa de ello pasó por las botas de David Terleira. Porque en el minuto 18 el delantero culturalista hacía el 1-0 cuando se adelantaba lo suficiente ante la salida de Ortega para rematar al fondo de la red una falta sacada por Juankar. El 2-0 llegaría en el 27’ en una jugada de delantero centro puro. Terleira recibía de espaldas en el vértice del área pequeña en un saque de banda. El ‘9’ local se revolvía lo suficiente para encontrar el hueco  para, de disparo cruzado, hacer el 2-0. Era el resultado al dominio y el juego que había empezado a desplegar el equipo culturalista. Aún así antes del descenso los palentinos tuvieron una gran ocasión a saque de córner. Merino remataba con sabor a gol, pero Terleira, bajo palos, impedía el tanto. Hubiera sido un jarro de agua fría para los locales y un revitalizante para los visitantes. Esta vez, al contrario que otras muchas veces, la suerte estuvo del lado local. Las debía más de una.  
Aún no lo sabía, pero fue la última ocasión y oportunidad que tuvo el Becerril en un duelo que tuvo en sus manos durante los primeros quince minutos. Apenas regresaban los equipos del descanso, y con algunos de los aficionados volviendo a sus asientos, cuando Aitor mataba el partido. El extremo cabalgaba su banda y tras un doble recorte en el área hacía el 3-0. Fue la puntilla al duelo. Cualquier atisbo de intentar remontar el partido quedó cortado con el tanto de Aitor.
A partir de ese momento el encuentro se tranquilizó. Ambos equipos sabían que había quedado sentenciado. Aún así José Antonio Hernando hizo un triple cambio buscando una reacción que era ya imposible. La Cebrereña durmió el duelo. Sólo una perfecta triangulación iniciada por Juankar, prolongada por Aitor y firmada por Mario –minuto 60– quedaba por destacar en lo que sería, además, el 4-0 definitivo.