El Real Ávila se encomienda a sí mismo

A.S.G.
-

El equipo encarnado confía en la imagen ofrecida el pasado domingo para vencer al Mérida en el Estadio Romano, que no ha perdido en su campo en toda la temporada

Cabezudo, sorprendido tras acariciar el gol. - Foto: David Castro

A.S.G. / Ávila
«Pese al resultado la eliminatoria está abierta».Era quizás  una de las frases que más se escuchaban a la salida del vestuario del Real Ávila después del primero de los dos encuentros ante elMérida AD, que se llevaba a tierras emeritenses un más que interesante 0-1 que tratar de defender, y quién sabe si ampliar, en el Estadio Romano tras un envite en el que si a los puntos se hubiera decidido el vencedor el equipo de Borja Jiménez hubiera sido el claro triunfador. Sin embargo el fútbol, tan bonito en ocasiones como injusto, privó a los encarnados de un premio más jugoso que, ahora sí, estarán obligados a conseguir en tierras emeritenses si quieren seguir adelante en la eliminatoria. Y para ello  deberán ser capaces de obrar lo que nadie ha hecho esta temporada. Ganar en el Estadio Romano el próximo domingo (19,00 horas).  
Como se suele decir en el mundo del fútbol, ‘las estadísticas están para romperlas’, y en este caso el Real Ávila deberá ser capaz de ello si quiere pasar la eliminatoria. El empate no sirve. Únicamente una victoria, sea por los goles que sea, serviría al equipo de Borja Jiménez para estar la próxima semana en un nuevo sorteo en la Ciudad de Las Rozas. Un objetivo en el que el equipo encarnado ya piensa desde el mismo momento en el que el colegiado manchego decretó el final del partido el pasado domingo. Un objetivo que, según dicen los números, no será sencillo.
Durante la presente temporada el equipo de Bernardo Plaza ha logrado mantenerse invicto en un campo en el que únicamente ha cedido 10 goles en contra en un total de 20 partidos en los que, además, ha logrado dejar a cero a sus rivales hasta en un total de 12 ocasiones. Si el Villanovense, finalmente campeón, no pudo pasar del empate (0-0) sin goles, equipos como el Badajoz (2-1), elJerez (3-1) o el Coria (4-1) salieron derrotados, alguno de ellos con cierta holgura. Números que hablan de un equipo que en su campo se siente especialmente arropado por su afición –ante el Badajoz 10.000 aficionados acompañaron al conjunto romano– y en el que ha conseguido más de la mitad de sus goles.
Números y estadísticas que deberá voltear un Real Ávila que, desde que el playoff se disputa en formato de eliminatoria nunca ha logrado levantar una derrota. Sólo un 0-2 ante el Valencia Mestalla (2007-2008) que se quedó corto para el 1-3 a favor de los valencianos en el Adolfo Suárez se acerca a lo que necesita el equipo encarnado. Una semana queda por delante para trabajar en ello. La primera piedra se puso el pasado domingo pese a la derrota. La línea a seguir está trazada.