Subida de 87 vecinos en la capital para llegar a 57.744

B.M
-

La provincia sigue en caída y se queda con 157.640 habitantes tras perder 858 y con una tendencia que se mantiene desde el año 2011, según la última información del INE

Subida de 87 vecinos en la capital para llegar a 57.744 - Foto: David Castro

La capital abulense tenía a fecha 1 de enero de 2019 un total de 57.744 vecinos según las cifras de la revisión de Padrón municipal publicadas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto supone que en un año la ciudad ganó 87 vecinos o, lo que es lo mismo, subió su población en un 0,15 por ciento hasta llegar a los 27.474 hombres y 27.472 mujeres empadronados en la capital.
Estos datos contrastan con lo que había sucedido un año antes cuando se había registrado un descenso de 482 personas, (0,85 por ciento). En realidad, si se sigue la tendencia de la capital en los últimos años, se ve cómo la cifra de vecinos fue subiendo entre los años 2007 y 2011 y a partir de ahí la curva ha ido variando. En concreto bajó en 2012 y subió al año siguiente hasta llegar a un máximo de 59.258 empadronados. Desde ese momento fueron momentos de bajadas en una tendencia que se rompería en 2017 para recuperar algo de población (66 personas).
En el global de Castilla y León Ávila se sitúa como una de las tres capitales que aumentó en población junto con Salamanca y Soria.
Donde no hay tantas variaciones es en el caso de la provincia de Ávila teniendo en cuenta el total de sus 248 municipios, incluyendo la capital, y que parece seguir en caída libre con descensos poblacionales desde el año 2011.
El dato revisado a 1 de enero de 2019 del INE marca la población abulense en 157.640 personas (79.071 hombres y 78.569 mujeres). Esto supone que en un año se perdieron 858 vecinos en los pueblos abulenses, un 0,54 por ciento, siendo significativo además que toda la pérdida de población se puede asignar a los núcleos rurales puesto que la capital fue en positivo.
El pico máximo de población en la provincia se situó precisamente en el año 2011 cuando se alcanzó la cifra de 172.704 personas viviendo en la provincia de Ávila. A partir de ese momento solo se puede hablar de descensos continuados, siendo el más acusado en números absolutos el que se produjo en 2013 cuando se perdieron 2.440 vecinos, acercándose a un 1,5 por ciento menos. En el último año, sin embargo, hay que significar que la pérdida ha sido menor al quedarse en ese 0,54 por ciento mientras que desde 2013 se había ido perdiendo más de un uno por ciento por año.
Como curiosidades en la provincia se puede ver que en la comparativa del último año no son los pueblos más pequeños los que más población pierden, puesto que los pueblos de menos de 101 habitantes ganaron vecinos al pasar de 5.725 en los datos de 2018 a los 5.995 con los de un año después. Las tornas se vuelven, sin embargo, con los que se sitúan entre 101 y 500 habitantes donde se pasó de 25.740 a 25.353 vecinos, es decir, 387 menos. En el resto de tramos, suben los vecinos en los pueblos entre 500 y 1.000 habitantes y en los que superan los 5.000 y bajan en los que están entre 1.000 y 5.000.
En Castilla y León todas las provincias menos Soria perdieron población.