Pedro Bernardo se convierte en un plató de cine

Estela Carretero
-
Pedro Bernardo se convierte en un plató de cine - Foto: Susana Giron

Arranca el rodaje de 'Tres días en Pedro Bernardo', de Daniel Andrés Sánchez

Más de cuatro décadas después de haberlo sido por última vez, en este caso gracias a la versión cinematográfica de la popular serie de televisión ‘La casa de los Martínez’, que se rodó en esta localidad del Valle del Tiétar en el año 1971, Pedro Bernardo se ha vuelto a convertir en un improvisado plató de cine. Así ha ocurrido gracias al arranque del rodaje de ‘Tres días en Pedro Bernardo’, la opera prima del director Daniel Andrés Sánchez, un joven con orígenes cuchareros y con una amplia experiencia en el mundo del cortometraje que ha querido que su primera película no sólo llevara en el título el nombre del pueblo del que proviene su familia sino también que parte del rodaje de la misma se lleve a cabo en esta localidad.
‘Tres días en Pedro Bernardo’ narra la historia de Fidel Sánchez, un director de cine casado y con un hijo al que da vida Nancho Novo que anuncia su retirada cuando ronda el medio siglo de vida y que regresa, después de muchos años sin hacerlo, a su pueblo natal. Allí se reencontrará con viejos amigos, como Manuel y Sebastián, y también con Laura, su amor de juventud. Tantos años sin verse harán que el protagonista viva una experiencia muy emotiva, que lo será aún más con el homenaje que el alcalde de la localidad, gran amante del cine, le ofrecerá en nombre del Ayuntamiento, dedicando una plaza al director.
De hecho este mismo martes arrancó el rodaje de este largometraje en Pedro Bernardo y lo hizo lógicamente ante las miradas de curiosidad de muchos de los vecinos de este municipio que durante los años 60 se convirtió en escenario de otros títulos cinematográficos.
El rodaje se prolongará hasta el próximo sábado, jornada en la que está previsto que se grabe una escena en la plaza de Romano Villalba o de los Chorros que contará con la participación de varios extras, que ya están seleccionados, y el mismo se va a desarrollar tanto en localizaciones exteriores como en interiores. Así las cosas, la primera jornada de rodaje arrancó con la grabación de varias escenas en distintos parajes naturales de la zona de la garganta de La Eliza y en la Asomadilla, protagonizadas en este caso por Nancho Novo, actor que da vida al protagonista de esta historia, y ya por la tarde en una casa de la localidad, donde se rodaron varias escenas de interiores en las que también se contó con la participación de la actriz Diana Peñalver.  
Horas antes de comenzar este rodaje, cuya financiación se obtuvo gracias a una campaña de crowdfunding, Daniel Andrés Sánchez confesaba estar «pletórico y con muchas ganas de poder materializar este proyecto».