El eje comercial Grande-Chico se revitaliza

M.M.G.
-
El eje comercial Grande-Chico se revitaliza - Foto: Belén González

Pese a la apertura en poco tiempo de varios establecimientos, en su mayoría franquicias, y la que se espera para los próximos meses, las céntricas calles DonGerónimo y Reyes Católicos suman aún nueve locales cerrados al público

Mucho ha cambiado la estampa de las calles que conforman el eje que, a partir de la puerta del Alcázar, une las plazas del Mercado Grande y el Mercado Chico. En muy pocos meses, al cierre o traslado de no pocos negocios en las calles DonGerónimo, plaza de Santo Tomé yReyes Católicos le han seguido nuevas aperturas, que han venido, en cierta medida, a revitalizar una de las principales arterias comerciales de la capital.
En pocos meses los abulenses tuvieron que asimilar el adiós a dos de las librerías de esas que se definen como ‘de toda la vida’. La Librería Católica y Medrano echaron el cierre y ahora Le Coure Gourmande (una pastelería) y la firma Mango ocupan sus locales.
No cierre pero sí un traslado fue lo que motivó que el local que en su día ocupó Quique Joyeros lo llene ahora Le Midi (un establecimiento de regalos y decoración). O que la firma de telefonía Orange hiciera lo propio tras el cierre de la firma de ropa Oysho en la plaza de José Tomé. 
El supermercado Primaprix abrió hace sólo unas semanas en el espacio dejado por Ávila Village, que también se trasladó, en su caso a Comuneros de Castilla.
Y a estas nuevas presencias se sumará en breve un más. Según ha podido saber este diario, la firma portuguesa Parfois (marca dedicada a la venta de ropa y complementos femeninos) serám la que ocupe el espacio que en su día ocupó la perfumería If.
La estampa, pues, es ahora muy distinta a las que había hace unos meses, primero con la presencia de los locales ya desaparecidos y segundo, con esos mismos locales cerrados durante un tiempo.
«Se han abierto comercios que realmente responden a la demanda de los ciudadanos de hoy en día». Así valora la llegada de estos nuevos comercios la teniente de alcalde de Hacienda,Desarrollo Económico e Innovación, BelénCarrasco, para la que resulta muy positivo que los comerciantes «se están dando cuenta» de lo importante que resulta adecuar sus negocios «a las formas de vivir hoy en día».
En esta línea, Carrasco asegura que el Ayuntamiento de la capital lleva años trabajando «de forma apropiada» tanto como con los comerciantes como con alumnos de Formación Profesional para trabajar en la «necesidad de adecuar la demanda comercial a los comercios que se deben implantar».
Materias como el marketing, el comercio electrónico o la sociedad de la información han estado presentes en esas acciones formativas llevadas a cabo, según cuenta Carrasco, por el Ayuntamiento. Y todo para, precisamente, poder «conocer la demanda» para poder así vender, «no lo que uno quiere, sino lo que el ciudadano quiere comprar».
Un cliente que pasa en esta zona, en gran medida, por el turismo. «En el eje Grande-Chico hay que aprovechar el turismo que nos viene a la ciudad, que cada día es más», asegura con optimismo Carrasco, que apunta también que ese turismo tiene «un poder adquisitivo elevado».