Programa Empresa Familiar en las Aulas

P.R.
-
Programa Empresa Familiar en las Aulas

Carhesan participa con esta actividad en los colegios San Esteban y Claudio Sánchez Albornoz

“Ellos no deben nunca dejar la escuela con 16 años y marcharse a la empresa familiar, porque realmente eso es lo más fácil. Hay que tener una mente mucho más abierta, formarse en lo que le guste”, señalaba la empresaria Choni Herráez, directora de Administración y Finanzas de la empresa Carhesan, la empresa cárnica ubicada en Muñana que ayer participó junto a su hijo Borja en el programa de la Empresa Familiar en las Aulas, que promueve la Asociación de Empresa Familiar y la Consejería de Cultura Empresa Familiar. Ayer precisamente estos empresarios visitaron los dos centros, Claudio Sánchez Albornoz y San Esteban, que se han sumado a este novedoso programa educativo de Castilla y León. “Pueden continuar con el negocio familiar-prosiguió afirmando Herráez-, pero también hay que darle vida nueva, aportando algo que nunca hayamos hecho”. Y aconsejó a los alumnos a continuar su formación. “Tenemos que engranar todo lo que es la formación. Cuanto más formación reciban podrán sentirse más libres y con ello poder hacer cosas nuevas en la empresa, siempre y cuando opten por seguir la tradición de la empresa. Esta formación también le permitirá optar por otras cosas nuevas si no les gusta el trabajo en la empresa familiar”. Herráez defendió la empresa familiar porque “de diez empresas nueve son familiares”, señaló mientras sostenía que el cometido más importante que pretenden ofrecer a los alumnos que participan en este actividad es “poner en las aulas la posibilidad y dar el conocimiento de lo que es una empresa familiar para que los chicos no nos tengan como los raritos y que se den cuenta de cómo es el día a día de ir a una empresa familiar. Queremos que desde la base los chicos tengan esa enseñanza para que en un futuro sería estupendo que nos salieran emprendedores, porque es muy importante para la industria de Ávila y de Castilla y León”.

Los empresarios de Carhesan contaron a los niños cómo empezó a funcionar su empresa, a través de sus padres y abuelos y como se ha ido engranando todo ello de tal manera que ahora ya está la tercera generación. Volvieron a consejaron a los niños que la formación es muy importante porque “si queremos y creemos en el emprendimiento y la prosperidad no nos podemos conformar con lo heredado de nuestros padres, sino que tenemos que innovar con lo que estudiemos y aprendamos. Que ellos no se queden en las aulas y con 16 años se vayan al negocio familiar porque realmente eso es lo más fácil”, apostilló Herráez.

La segunda parte de este programa se materializará en el viaje que realizarán los niños a las instalaciones que Carhesan tiene en Muñana y donde los niños podrán conocer insuitu como es el trabajo que se desarrolla en este lugar y como es nuestra empresa familiar. “Yo les cuento ahora una historia, pero luego ellos la van a vivir allí”, sostenía la directora de Administración y Finanzas de la empresa.

Por su parte la directora del colegio San Esteban, Marisol Martín, indicó que esta actdividad “era una manera de complementar todos los aprendizajes que reciben cada día, que ellos lo vieran de una manera mucho más real”. Aclaró que en Ciencias Sociales hay una parte que estudian las empresas y los diferentes sectores y “ha dado la oportunidad a los niños de conocer como es una empresa familiar abulense”.