El aviso amarillo por frío se extiende a miércoles y jueves

I.Camarero Jiménez
-

El Pico, sin registrar la mínima más baja de España, dejó eso sí los termómetros por debajo de los -8 grados y muy cerca se quedaron en Arévalo y Gotarrendura, por debajo de -7

El aviso amarillo por frío que estableció la Agencia Estatal de Meteorología ayer continuará hoy y también mañana por bajas temperaturas en el Sistema Central abulense que pueden llegar a los -8 grados en Ávila, a los -9, en Navarredonda de Gredos o a los -12, en El Barco de Ávila. 
El anticipo llegó este martes con mínimas que, cierto es, no han sido las más bajas del país - pues para eso están los -9 grados que marcó el termómetro en Molina de Aragón (Guadalajara) y Cuellar (en Segovia)-, pero en la capital abulense y su provincia no les van a la zaga.Y es que el puerto ElPico marcó -8,2 a las 9 de la mañana, hasta los -7,5 cayó en Arévalo a las siete de la mañana y muy cerca estuvo Gotarrendura a la misma hora con -7,3;-6,6 fue la mínima en El Barco de Ávila y -5 en la capital a las nueve de la mañana al igual que en Rivilla de Barajas. 
Destacable por ser la mínima más alta en la provincia los casi cuatro grados que tuvieron los cebrereños a las 8 horas. En definitiva un ambiente de lo más invernal que, de momento volveremos a repetir hoy y también mañana (con aviso amarillo). De cara al viernes está por ver si hay o no aviso pero no parece que para entonces se vaya a recuperar la temperatura y el invierno seguirá mostrando su cara más fría. 
No sólo en Ávila viviremos esta situación dado que es una cuestión generalizada: las temperaturas en la Península Ibérica experimentarán una fuerte bajada precisamente a partir de este miércoles, de forma que los termómetros se situarán entre los -5 y los 10 grados bajo cero por las noches en amplias zonas del interior, e incluso por debajo de los -10ºC en algunos lugares, según Aemet. 
Y es que a partir de hoy, conducida por vientos de componente norte, se espera la entrada de una masa fría de aire polar por el noreste de la Península Ibérica que se extenderá a lo largo del jueves al resto de la Península y a Baleares. Aunque al principio del episodio será relativamente húmeda, pronto irá cambiando a un carácter más seco.
La bajada generalizada de temperaturas provocará heladas en zonas extensas. Asimismo, la atmósfera tenderá a inestabilizarse en el área mediterránea el jueves para ir ganando estabilidad a lo largo del viernes y el sábado.
Desde hoy y hasta, probablemente, el viernes, los vientos de componente norte traerán aire muy frío sobre la península. Durante estos días se producirán heladas generalizadas en buena parte del interior peninsular, descendiendo las temperaturas durante la noche por debajo de -5ºC en las mesetas y zonas altas, incluso localmente por debajo de -10ºC. En cuanto a las temperaturas diurnas, no se espera que superen los 5ºC en el interior de la mitad norte. El aire frío unido al viento del norte hará que la sensación térmica sea aún más baja.


Las más vistas