Vox eleva el tono en Andalucía

SPC
-

El partido de Santiago Abascal avisa a PP y Cs que no votará a favor del cambio si siguen con sus insultos y menosprecios y no se sustituye la ley de violencia de género por otra que contemple todo tipo de violencias

Vox endurece su discurso en Andalucía

Vox elevó ayer la presión sobre el pacto de Gobierno firmado por PP y Cs para gobernar en Andalucía y reclamó participar de pleno en las negociaciones si ambas formaciones quieren desbancar al PSOE, ya que los votos de sus 12 diputados son imprescindibles para la mayoría absoluta fijada en 55 escaños.
Así, el presidente del partido de ultraderecha, Santiago Abascal, advirtió a conservadores y liberales de que no apoyará el cambió de color en San Telmo si siguen con sus «insultos y menosprecios» y no se sientan con ellos a negociar antes de la sesión de investidura, que podría celebrarse a mitad de mes.
«¿Qué grupo va a votar el programa de otros que le desprecian? Vox, desde luego, no», subrayó en un extenso hilo en Twitter para justificar la postura de su formación, que podría bloquear la investidura si no se atienden sus demandas, entre ellas sustituir la ley andaluza de violencia de género por otra contra todo tipo de violencias.
Un hilo en el que Abascal vuelve a arremeter de nuevo contra el líder de Cs, Albert Rivera, a quien el pasado fin de semana calificó como «petit Macron henchido de cosmopaletismo».
Ahora, el presidente de Vox le llama «veleta naranja» y recuerda que Cs defendía «no hace mucho» lo mismo que está pidiendo Vox sobre la Ley de violencia de género y refuerza su argumento con un tuit del partido de Rivera de febrero de 2016 en el que decía: «Pacto nacional contra la violencia de género para promover una ley contra la violencia intrafamiliar».