Revisión telefónica y dobles circuitos, en la nueva sanidad

SPC
-

Los hospitales reservarán más de un 20 por ciento de las camas a enfermos de la covid y los sospechosos de coronavirus tendrán una consulta en un día y un test en 24 horas

Una paciente habla con una de las profesionales del centro de salud de Covaleda en Soria. - Foto: Eugenio Gutiérrez

Centros de salud con dobles circuitos, consultorios rurales sólo con cita previa, reserva del 20 por ciento de las camas de los hospitales para la covid-19, consultas telefónicas generalizadas, test de PCR en 24 horas, cribados a colectivos sensibles, rastreo de contactos en cuanto aparecen síntomas… La revolución del coronavirus ha llegado para quedarse, y en esa ‘nueva normalidad’ implicará un cambio en la asistencia y en la relación con el profesional.
En la organización sanitaria de los próximos meses nada volverá a ser como antes, como adelanta la Agencia Ical, y en ella cobra protagonismo la Atención Primaria, a cuyos profesionales se les encomienda detectar los nuevos casos, controlar los contagios y vigilar las residencias de ancianos.
Para este nuevo tiempo, Sacyl mantiene la prioridad de la consulta telefónica y limitar la presencia en los centros sanitarios a las estrictamente necesarias. Sólo se atenderá en centros y consultorios locales con dobles circuitos para evitar que pacientes covid y los que no lo son coincidan, y se potenciarán las consultas de alta resolución en los hospitales, con el fin de que paciente sea sometido a todas las pruebas en una única visita y, así, evitar que tenga que volver. Es más, se plantea que algunas revisiones quirúrgicas también puedan realizarse por teléfono, sin obviar que las primeras deberán ser presenciales.
El sistema normal de funcionamiento en Atención Primaria será el telefónico. Cualquier persona que se sienta enferma deberá llamar al centro de salud, sea rural o urbano, y ese mismo día o, como muy tarde al siguiente, su médico se pondrá en contacto con él. Sólo en situaciones excepcionales podrá prolongarse hasta las 48 horas. Tras esta valoración será el facultativo quien decida si es necesaria una consulta presencial que se realizará bien en el espacio covid en caso de tener los síntomas de la enfermedad, bien en el general en ese mismo día o al siguiente. Si el médico entiende que debe ser visto en un mayor plazo de tiempo, se lo comunicará al paciente, así como si es preciso que lo atienda otro profesional, por ejemplo de enfermería. Cuando el paciente considere que no puede esperar la llamada, podrá solicitar hablar con el centro de salud. Si se solicita atención a domicilio, la llamada será gestionada por el profesional.
Por lo tanto, todos los centros de salud tendrán una consulta de infección respiratoria covid, preferentemente con dos despachos, y, además, una consulta que gestionarán enfermeras para la atención a las personas que acudan sin cita presencial por motivos urgentes. Si la persona que acuda sin cita presenta una clínica compatible con enfermedad por coronavirus, el personal administrativo le informará dónde tiene que dirigirse. Asimismo, las salas de espera se adecuarán, incluso con mamparas, para mantener la distancia social.
Rastreo de los síntomas

Todo caso sospechoso de coronavirus tendrá, tiene ya, una consulta antes de un día y una PCR en las primeras 24 horas. Si resultase negativa y existe una alta sospecha clínica de enfermedad se repetirá la prueba con una nueva muestra del tracto respiratorio. Los resultados de estos test deberán estar disponibles entre las 48 y las 72 horas desde que se toma su realización. En todo este tiempo, los pacientes deberán estar aislados y se buscará los contactos estrechos que haya podido tener desde dos días antes del inicio de los síntomas. 
En determinados colectivos como trabajadores sanitarios o socio-sanitarios o personas que viven en residencias de mayores u otros centros sociosanitarios, sin casos activos identificados, se podrá plantear la realización de cribados mediante test serológicos para detectar aquellas personas que han pasado la infección. En las residencias, con un solo caso confirmado de covid se considerará que existe un brote y se tomarán medidas de analítica, aislamiento y cuarentena.
Nuevos hospitales

De forma paralela, los hospitales ya han comenzado su desescalada, en función de las características de cada centro y de la situación epidemiológica. Mantendrán algunas estructuras actuales como el doble circuito y espacios diferenciados: todos los hospitales reservarán el 20 por ciento de sus camas para enfermos de coronavirus y en la UCI, todos los centros tendrán que tener espacios diferenciados para la covid-19, que será del 50 por ciento de puestos en los dos hospitales de Valladolid, León, Burgos y Salamanca y del 30 por ciento en el resto.
Para las consultas externas se potenciarán las de alta resolución para evitar visitas al hospital, y se intentará en un solo día pueden hacerse todas las modalidades para evitar los desplazamiento de los pacientes. En caso de que la cita presencial se considere imprescindible, se limitará al mínimo el tiempo de estancia en el centro además de proporcionar mascarillas a aquellos usuarios que acudan sin ellas.