«No se puede gobernar una ciudad vendiendo humo»

L.C.S
-

Entrevista a Yolanda Vázquez, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Ávila

«No se puede gobernar una ciudad vendiendo humo» - Foto: David Castro

El PSOE, a través de su portavoz, explica su visión del primer año del nuevo equipo de gobierno municipal.
¿Con qué tres palabras definiría el primer año de mandato del equipo de gobierno en el Ayuntamiento?
Desconocimiento, inacción y fotos.
¿Y la labor de su partido en ese periodo, también con tres palabras?
Responsabilidad, rigor y colaboración.
¿Cuál cree que ha sido el principal error del equipo de gobierno en este primer año?
Quizá el no tener un modelo ni un proyecto para la ciudad. Se presentaron a las elecciones erigiéndose como alternativa y, un año después, es evidente que no ha sido así. Llegaron como consecuencia de disputas internas, no porque tuvieran un proyecto de futuro para Ávila.
¿Y el principal acierto?
Acierto o no, lo que realmente sabe hacer Por Ávila es hacer ver que trabaja y que tiene ideas a base de fotos. El fondo, ya es otra cosa.  A nuestro juicio no se puede gobernar una ciudad ni liderarla a golpe de titular o vendiendo humo. La gobernanza municipal es algo muy serio y, amparándose en que acaban de llegar y en la herencia recibida, a lo que hay que sumar la pandemia, la realidad es que hemos perdido un año.
¿Cree que la ciudad está mejor o peor que hace un año?
Desgraciadamente, Ávila sigue estancada, incluso dando pasos atrás desde hace años, no es sólo cuestión de los últimos meses. Sin embargo, en este año, sí que ha habido decisiones llamativas que nos hacen valorar el estado actual de la ciudad como peor. Es el caso de la despeatonalización de la Plaza Teniente Arévalo. En lugar de avanzar, en paralelo al resto de capitales de nuestro país y en consonancia con la economía verde y la movilidad sostenible como retos esenciales para el futuro más inmediato, nosotros en Ávila, hacemos todo lo contrario.
¿En qué cree que ha mejorado y en qué ha empeorado?
Como digo en materia de movilidad siempre hemos estado mal, pero ahora, aún peor. El estado de las calles, de las aceras, la accesibilidad… Sin duda, estas son cuestiones pendientes que debería acometerse de forma urgente. Otra cuestión en la que vamos hacia a tras es en materia de transparencia. El equipo de gobierno no informa y los grupos de la oposición nos enteramos por la prensa de muchas de sus decisiones. Ello, unido a que piden ideas a los demás pero no proponen nada, pues dificulta la colaboración y la celeridad en la adopción de medidas.
¿La pandemia desvirtúa cualquier balance que se pueda hacer?
La crisis sanitaria es algo que nunca podríamos habernos imagino. Durante este tiempo, el grupo socialista, más aún si cabe, ha estado arrimando el hombro, proponiendo y ayudando en todo lo posible para salir cuanto antes de esta situación y que todos los abulenses se sientan protegidos. El Estado de Alarma, cómo no, ha supuesto un punto de inflexión pero lo que no puede es utilizarse como excusa para esconder todo lo que no se ha hecho antes.
¿ El funcionamiento interno ha mejorado con solo cuatro partidos con representación en vez de los seis de la legislatura pasada?
Sin duda, la reducción del número de grupos hace que la operativa sea más sencilla, pero es lo único que podemos decir en este sentido. El equipo de gobierno está haciendo bueno el dicho de Juan Palomo de «yo me lo guiso, yo me lo como».
¿Qué hubiera hecho distinto el PSOE en la gestión del Ayuntamiento por ejemplo en el periodo de sequía?
Si en el Ayuntamiento de Ávila hubiese gobernado el PSOE los años que lo ha hecho el PP y en los que no ha hecho nada por buscar soluciones, ahora no estaríamos en la situación en que estamos. Es absolutamente inaudito que nuestra ciudad  en pleno siglo XXI no tenga asegurado el abastecimiento de su población y estemos permanentemente en vilo por esa circunstancia. Pero no ha sido así y llegados a este punto, el PSOE  ha contribuido y mucho a resolver el grave problema que se produjo el verano pasado, aportando un estudio sobre los sondeos del Soto que ni siquiera obraba en los archivos del Ayuntamiento, algo que fue de gran utilidad para el equipo técnico municipal y así se nos reconoció por el propio alcalde. También proponiendo en un Pleno la creación de una mesa de expertos para el estudio de alternativas y medios complementarios de abastecimiento, que ya se ha puesto en marcha, o presentando otra moción para la redacción de una Ordenanza reguladora del ciclo integral del agua, que está siendo elaborada en este momento. Creo que la utilidad de la labor de oposición está fuera de toda duda
¿Y en la gestión de la pandemia?
Sin duda y lo primero, mayor celeridad. En la pandemia el equipo de gobierno lo único que ha hecho ha sido gastar 90.000 euros en mascarillas para buzonear y colgarse una medalla. El equipo de gobierno ha estado falto de iniciativa. En la mayoría de los ayuntamientos de España se ha actuado con la rapidez que exigía la situación mientras aquí se ha dedicado mucho tiempo a la imagen: fotos de repartos de desayunos o de donación de material, financiado todo con dinero de otras administraciones o gracias a la solidaridad de otros colectivos. El grupo municipal socialista ha elaborado  39 propuestas conteniendo medidas para paliar las consecuencias económicas y sociales de esta grave situación sanitaria, que habría sido nuestra hoja de ruta de haber gobernado.
¿Cómo hubiera abordado la situación económica?
Como ya he dicho el grupo socialista planteó al equipo de gobierno un conjunto de medidas tanto sociales como económicas para amortiguar los efectos de la pandemia, y centrándonos en las económicas, proponíamos medidas fiscales, ayudas directas complementarias a las del Gobierno para abono de alquiler, para digitalización de los negocios, medidas de fomento del consumo local, en definitiva una batería de propuestas destinadas a ayudar al tejido empresarial de la ciudad, representado en gran medida por el pequeño comercio y la hostelería, pero también al resto de pymes, micropymes y autónomos de Ávila . Eso habríamos puesto en marcha de haber gobernado, como se ha hecho en muchos ayuntamientos de España, no en el nuestro donde la escasa ambición de nuestros gobernantes está suponiendo una escasez de actuaciones que va a dificultar la recuperación de la economía de la ciudad.

LEA LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA