Un partido que vale por 100

L.C.S.
-

David Rueda, director general del Real Ávila, destaca la importancia del duelo contra el Mérida con el dato de que la taquilla del choque supone la de un centenar de partidos de Liga en el AdolfoSuárez

David Rueda, presidente del Real Ávila. - Foto: Alba G. Ureña

El emparejamiento con el Mérida, además de su indudable atractivo deportivo, supone un importante impulso económico para el Real Ávila, muy necesitado de buenas noticias en este apartado durante toda la temporada. Así lo reconoce el propio director general del club abulense, David Rueda, que  destaca la importancia tanto de «haber llegado al playoff» como de haber tenido la suerte de que sea contra «este rival».
Y como muestra de esa importancia, un dato que indica la dimensión que este choque supone para el club encarnado. Y es que según los cálculos de Rueda, «las 2.000 entradas pedidas desde Mérida, si se vendieran todas, suponen la taquilla de 100 partidos nuestros. Hablamos de unas dimensiones espectaculares», y es que «jugar un playoff siempre ayuda», pero en este caso «con la presencia de aficionados suyos aumenta la importancia».
A la espera de conocer el importe exacto de esta taquilla, desde el Real Ávila se observa la situación como «muy positiva que el club recibe encantado y con envidia sana. Da gusto trabajar así y preparar un partido de estas características».
Tanto que, «de hecho, se intentará que la próxima semana quede resuelto el tema de pagos de todo el año o de gran parte del año», porque «hay una serie de ingresos pendientes y, por supuesto, la taquilla de este partido, que va a ser muy importante».
Este impulso a las cuentas del Real Ávila supone, según calcula David Rueda, que «vamos a acabar muy bien económicamente el año».
El ambiente que se está generando alrededor de esta eliminatoria hace que en el Real Ávila reine ahora mismo la satisfacción y el optimismo. Lo confirma su director general, que ve a los suyos «muy contentos, motivados e ilusionados por todo lo que rodea al partido».
«En lo deportivo», asegura, «por jugar contra uno de los equipos más potentes de la categoría, que tiene tradición por haber jugado en Primera y un estadio fantástico». En definitiva, resalta «uno de esos partidos que a todo fútbolista, entrenador o club le gusta jugar y para lo que se trabaja», y que espera que de un «plus de motivación si cabe» a la plantilla.

Lea la noticia ampliada en la edición impresa