Cinco detenidos en una actuación antidroga en Navaluenga

I.Camarero Jiménez
-

La Operación Matchalo se salda con la incautación de 365 plantas de marihuana, 14 transformadores eléctricos y otras tantas lámparas y extractores. A los detenidos se les imputan delitos contra la salud pública y por defraudación de fluido eléctrico.

Cinco detenidos en una actuación antidroga en Navaluenga

Un total de 365 plantas de marihuana, 14 transformadores eléctricos y otras tantas lámparas y extractores así como diferentes útiles para la elaboración y tratado de esta plantación es todo lo que se ha incautado la Guardia Civil de Ávila en la bautizada como Operación Matchalo que ha tenido lugar en este mes de enero en la localidad de Navaluenga y que ha culminado además con la detención de cinco personas. 
Uno de esos detenidos lo fue ‘in situ’, otro más en la capital abulense, uno más en Cebreros y por último dos en Alcobendas. De todo ello daba cuenta en la propia Comandancia de la Guardia Civil en Ávila la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, quien además apuntó que con los datos de 2018 en la mano sobre operaciones antidroga realizadas por la Guardia Civil ha habido 671 detenciones a nivel regional y un repunte del 22% y en el caso de Ávila han sido 53 las detenciones y el incremento del 15%.
Ahora bien incidía que lo que no se ha producido es un incremento del consumo, pero sí en la eficacida de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los últimos tiempos para combatir este tipo de delitos. En este sentido recordaba las últimas actuaciones al respecto que han culminado en el desmantelamiento de diferentes plantaciones y laboratorios y se refería a una similar en la provincia de Ávila, dos en la de Valladolid y en los primeros días de enero otra más en La Bañeza.
En muchos de esos casos además se ha detectado y constatado defraudación de fluido eléctrico, explicó la delegada del Gobierno.
 Tras Mercedes Martín tomó la palabra el teniente coronel jefe de la Comandancia de Ávila, Miguel Ángel Balbás quien agradeció al mismo tiempo la labor del Servicio Cinológico de Salamanca ya que la labor de sus agentes y de uno de sus canes ha sido fundamental en la explotación de la operación Matchalo y que inició el Equipo Territorial de la Policía Judicial de Cebreros y que también contó con el equipo de Seguridad Ciudadana del Puesto de Navaluenga.
Detalló que efectivamente fue a principios de enero cuando la Guardia Civil tras tener sospechas fundadas de la posible existencia de un laboratorio clandestino en la modalidad de “Indoor” en las inmediaciones de la población de Navaluenga, inicia las investigaciones para su verificación y posibilitar la detención de los responsables. Tras las investigaciones operativas, se pudo verificar la existencia del mismo, entre otras circunstancias debido a la utilización del perro de drogas del Servicio Cinológico de Salamanca, ya que el can marcó positivamente en una zona del perímetro exterior de la vivienda en cuestión, ubicada en una urbanización del citado municipio.
En el marco de esa investigación además se determinó la comisión de un segundo delito de defraudación de fluido eléctrico ya que se detectaron irregularidades en el transformador que da suministro a la zona donde se encontraba ubicado el presunto laboratorio Indoor. Tras obtener la correspondiente autorización judicial para llevar a cabo la entrada y registro al interior de la vivienda, ésta es realizada el 22 de enero de 2020, con el resultado antes mencionado y verificando además que el contador eléctrico estaba puenteado. Esta primera actuación motivó la primera detención. No se dió por cerrada con el fin de localizar al resto de personas implicadas en el hecho, consiguiéndolo a finales de este mes, detener a las otras cuatro.
Balbás hizo hincapié además en su comparecencia en que cada vez es más frecuente localizar este tipo de plantaciones denominadas Indoor, ya sea utilizando viviendas, como el caso de Navaluenga, garajes, sótanos etcétera.