La Adrada, en contra de suprimir un médico de urgencias

E.Carretero
-

La medida forma parte de la propuesta de reorganización de la Zona Básica de Salud de Sotillo de la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Ávila que, por contra, contempla reforzar la atención con tres facultativos más en horario de mañana y tarde

La Adrada, en contra de suprimir un médico de urgencias

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Ávila presentará este miércoles a la Junta de Personal su propuesta de reorganización de la Zona Básica de Salud de Sotillo de la Adrada que entre otras medidas contempla reforzar con tres médicos el horario de mañana y de tarde pero también la supresión de uno de los tres facultativos del servicio de urgencias, una medida a la que se opone el Pleno del Ayuntamiento de La Adrada cuyo alcalde, Roberto Aparicio, recuerda  que «los recortes sanitarios de nuestro pasado más reciente han tenido consecuencias desastrosas en muchos lugares, y el mundo rural ha sido uno de los más afectados por ello».
De ahí, que el alcalde de La Adrada rechace, «de plano», el planteamiento de la Junta de Castilla y León de reducir la atención médica en la comarca, con la supresión de la plaza del tercer médico de urgencias. No en vano, Aparicio entiende que esto dejaría «una situación de escasa cobertura que no estamos dispuestos a permitir». «Es muy fácil que en un área de salud tan grande como el nuestro se produzcan dos salidas, o una salida y un covid-19, lo que dejaría huérfano el servicio de urgencias durante más de media hora. Vamos a batallar porque la sanidad rural no sea el foco en el que mermar recursos por la puerta de atrás», asegura el regidor adradense que recuerda que el Pleno del Ayuntamiento ya ha aprobado una moción en la que «reconoce la labor de los sanitarios durante la pandemia e insta a la Junta de Castilla y León a dar marcha atrás en el planteamiento de supresión del tercer médico de urgencias del centro de Sotillo de la Adrada, así como a asegurar la atención en el área de influencia del citado centro de salud, dotándolo de los medios materiales y humanos necesarios para ello». Igualmente, la moción insta a la Junta de Castilla y León «a iniciar los trámites para transformar el consultorio de La Adrada en centro de salud como punto de atención continuada para nuestros vecinos y desplazados».
«La salud no entiende de lugares de residencia. La sanidad es y debe ser un derecho para todos los ciudadanos, independientemente de dónde vivan», afirma el alcalde antes de recordar que la población de estos municipios ha aumentado de forma considerable en los últimos días lo que obliga a los servicios médicos a «estar preparados».



Las más vistas