Comienza el baile

SPC
-
Comienza el baile - Foto: STRINGER

España, tras ser eliminada en octavos, busca otro Lopetegui, aunque con mayor fidelidad

El varapalo sufrido tras finalizar el camino de la selección española en el Mundial hace a la Federación de Fútbol buscar una solución al estrepitoso fracaso acaecido en Rusia. La sensación de oportunidad perdida más por errrores propios a todos los niveles que por lo visto en el césped hace que el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, tenga deberes durante este verano. No hay nada más urgente, aunque debe hacerse con calma, no con precipitación. Hay que encontrar un nuevo seleccionador. O más concretamente, otro Lopetegui, pero con mayor grado de fidelidad. 
La Roja abandonó el pasado lunes Krasnodar con caras que llegaban hasta el suelo. También la del dirigente de la RFEF, quien ha recibido duras críticas sobre su responsabilidad en el despido del seleccionador a dos días del debut, debido a que el vasco había fichado por el Real Madrid. Pero Rubiales insiste una y otra vez: «Hay que mirar al futuro». Quiere olvidar, y que los demás olviden, cuanto antes. Y lo inmediato es elegir un entrenador. Le conviene presentar lo más pronto posible la figura del míster y comenzar a hablar de las cosas clásicas: nueva etapa, retos e ilusiones. En realidad, necesita un técnico que recupere la autoestima, reactive el espíritu ganador y muestre métodos modernos.