La Junta defiende las mancomunidades para el medio rural

B.M
-
La Junta defiende las mancomunidades para el medio rural

La viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales se reunió en Ávila con los representantes de una veintena de mancomunidades que recibieron medio millón de euros en ayudas

La viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales de la Junta de Castilla y León, María de Diego Durántez, acudió a Ávila para participar en una reunión de trabajo con la veintena de mancomunidades que han recibido más de medio millón de euros a través de una nueva línea de subvenciones que se hizo efectiva a finales del pasado año para el fomento de las mancomunidades. El objetivo de la reunión era conocer a qué se están dedicando las ayudas, ver de primera mano cómo ha sido la experiencia y qué oportunidades de mejora existen puesto que se quiere continuar en el futuro.

Pero en este contexto, también la representante de la Junta quiso dejar claro que la apuesta de la institución regional por el medio rural “es el fomento de las mancomunidades” como una “herramienta vital” en una comunidad con Castilla y León que cuenta con “más de 2.248 municipios, el 75 por ciento de menos de 500 habitantes”. Es por ello que defienden que “somo van las cosas, o los municipios se agrupan para prestar servicios” o irán a un “final un poco complejo”.

Respecto a las ayudas para el fomento de mancomunidades, para las de interés general y las clásicas, sirvieron para repartir 3,5 millones de euros a 220 mancomunidades, de los cuales 550.00 fueron para 23 mancomunidades de Ávila. Entre ellas se encuentran tres mancomunidaes con requisitos especiales, que se llevaron 350.000 euros. Se trata de las de Alberche, Bajo Tiétar y Gredos. A ellas se unen otras 20 clásicas, con 200.526 euros.

En representación de las mancomunidades abulenses, José María Monforte (Bajó Tiétar) y Jesús González Veneros (Gredos Norte) quisieron agradecer esta aportación. En el primer caso destacó que han ayudado a financiar gastos corrientes, parques o recuperación del patrimonio natural con un modelo, el de la mancomunidades, que asegura que es el que ayuda a “prestar un mejor servicio a los vecinos y para eso estamos”.

Por su parte, Jesús González Veneros, con sus dudas sobre la ordenación del territorio, sí que destacó los beneficios de estas ayudas, que en su caso ha ayudado a que la mancomunidad siga existiendo.