Obligado a mejorar fuera

L.C.S
-

Las malas prestaciones del Real Ávila como visitante, principal amenaza para cumplir el objetivo de acabar entre los cuatro primeros. Además, de los próximos cinco partidos, tres serán lejos del Adolfo Suárez

Obligado a mejorar fuera - Foto: Isabel García

Desde el 20 de marzo cuando cayó derrotado en el campo del Bupolsa, el Real Ávila había enganchado una serie de cinco partidos consecutivos sin perder con cuatro victorias y un empate, hasta que el domingo el gafe de Las Salinas continuaba y caía por 1-0, un frenazo a la escalada en la tabla que había realizado y que le había colocado a cuatro puntos de la cuarta posición. Ahora está a cinco puntos, pero más allá de que la distancia apenas se ha movido, lo peor son las sensaciones que deja una derrota, la cuarta a domicilio en ocho partidos. Y es que como visitante los abulenses han sumado dos victorias (1-2 en Bembibre, penúltimo y 0-2 en La Bañeza, decimoctavo) y dos empates (0-0 en La Virgen del Camino, decimotercero y 1-1 ante el Júpiter Leonés, decimoquinto).
Las derrotas llegaron en los campos de dos de los equipos de arriba, Zamora (líder)y Atlético Astorga (quinto) y dos contra dos escuadras de la zona baja Bupolsa (decimosegundo) y Atlético Tordesillas (decimosexto).
Estos malos números como visitante, que le colocan en la decimosegunda posición de los equipos del grupo VIIIde Tercera División, se compensa con las buenas prestaciones del equipo en casa. Es el tercer mejor equipo como local con 20 puntos, con seis victorias y dos empates en los ocho encuentros que ha disputado.
La mala noticia para el equipo encarnado es que a corto plazo el calendario no acompaña a recuperarse de este tropiezo y recortar distancias con la zona alta, ya que de los próximos cinco partidos, tres serán lejos del Adolfo Suárez.
Después del parón del próximo fin de semana debido a los compromisos de la Selección de Castilla y León UEFA, en la que hay dos jugadores encarnados, la competición se reanuda para el Real Ávila el domingo 15 de diciembre jugando ante el Salamanca B, octavo clasificado.
Luego vendrá la siempre complicada visita al Almazán, para cerrar el 2019 con el ‘Clásico de Castilla’, el 29 de diciembre, en el Adolfo Suárez ante la Gimnástica Segoviana.
Y para comenzar el año 2020, dos partidos consecutivos como visitante, y ambos en la ciudad de Burgos, primero, el 5 de enero ante el Burgos Promesas para terminar la primera vuelta, y luego el 12 contra el Real Burgos para arrancar la segunda parte de la temporada.