Las carreras populares, con 200 atletas

A.S.G.
-

La RFEA lanza un documento con recomendaciones para el regreso de las competiciones y su adecuación al COVID-19. La Delegación Provincial entiende que hasta septiembre no volverán a disputarse carreras

Las carreras populares, con 200 atletas - Foto: Isabel García


Doscientos corredores como máximo, distancias de seguridad de entre uno y dos metros en la zona de salida o franjas horarias para la recogida de dorsales son algunas de las recomendaciones que la Real Federación Española de Atletismo ha lanzado a través de  la ‘Guía de actuación y de recomendaciones para la organización de competiciones’ con la que ir aclarando el panorama en un deporte que, desde el primer momento, ha asumido la necesidad de cambio y adecuación a la actual situación. Un documento «vivo» dado que la situación va cambiando con el paso de las fechas pero que es un buen punto de partida para empezar a entender por dónde puede ir encauzada la vuelta a las competiciones y las carreras populares. Un regreso sin masificaciones.
De momento los atletas populares han vuelto a los entrenamientos, pero sin una fecha fija en el calendario, vacío desde el mes de marzo y donde septiembre se vislumbra como el posible momento para su regreso, aunque todo son suposiciones. El cuándo volverán las carreras populares sigue siendo una pregunta sin respuesta. Porque aunque la situación sanitaria se va estabilizando, los organizadores han ido tomando la prudencia y la precaución como la máxima a seguir, suspendiendo o aplazando carreras y priorizando la seguridad de atletas y aficionados.
Pero en medio de todas las incógnitas desde la Real Federación de Atletismo han querido allanar el camino por si llega el momento de ponerse el dorsal. Un documento prolijo, de 81 páginas, basado en las directrices de la OMSy el Consejo Superior de Deportes, donde no sólo tienen cabida las recomendaciones de las pruebas populares sino también las pruebas en ruta y pista.
Según el protocolo de la RFEA«sólo se permitirán competiciones para un máximo de 200 atletas en cada salida, siempre que se garantice la distancia de 1 a 2 metros entre atletas. Este número vendrá determinado por el máximo número de atletas que se puedan colocar en línea en una salida respetando las distancias especificadas» explica el protocolo, que abre la puerta a competiciones más numerosas siempre y cuando se establezcan «tandas de salida con un mínimo de 5 o 10 minutos entre cada salida». Se acabó la imagen casi tradicional de los atletas buscando su hueco en la línea de salida.
Condiciones que no serían un problema para las carreras populares abulenses que suelen salpicar el calendario veraniego de la provincia, donde a menudo –existen excepciones– no suelen superarse, como confirma el Delegado Provincial de Atletismo, los 250 inscritos. «Con este protocolo, salvo casos puntuales, sí podrían celebrarse» apunta, aunque aclara que «en verano será casi imposible retomar la actividad de competición, tanto a nivel popular como federado. Todo está paralizado. Casi  todas las populares se han suspendido y las que quedan en el aire finalmente las suspenderán». Un calendario que otros años llegaba cargado con pruebas como la Carrera Popular de Arenas, Carrera del Higo, la Cantobolero de Navalacruz, la Milla Urbana Ciudad de Arévalo, Subida a la Teta Medinilla, la Legua Cepedana, la Carrera Popular del Melocotón de Burgohondo, la Carrera Popular de Sotillo, San Miguel de Serrezuela, Peguerinos, Villanueva de Ávila, Narrillos, San Pedro del Arroyo, La Aldea, la Carrera Popular del Jamón de Navarredondilla, la Carrera Benéfica de Piedrahíta o la Milla Popular de Bascomillán, entre otras muchas. Carreras que no se disputarán este año.  
Y junto al número de participantes, otros condicionantes. Porque habla la RFEA de la necesidad de imponer una cita previa para la recogida de dorsales –también mediante franjas horarias– y las bolsas del corredor, donde recomienda extremar las precauciones. De momento una guía para empezar en verano y pensar que la situación pueda mejorar. De extenderse ya sí sería un problema. Yla primera carrera que viene a la mente es la Media Maratón.

«La mayoría de las carreras de la provincia no superan los 250. No sería un problema»

La ‘Guía de actuación y recomendaciones para la organización de competiciones’ es un punto de partida, pero no es un punto y final, al menos en Ávila. El motivo, muy sencillo, «casi todas las carreras de verano se han suspendido, y las que no lo han hecho están en el aire» explica Josué Aldudo, Delegado Provincial de Atletismo, un deporte que se fija en el mes de septiembre como su punto de reinicio. Es por eso que de momento las recomendaciones que marca este documento se miran con cautela. «Si hacemos un estudio el 80 o 90 por ciento de las carreras populares de la provincia rondan los 150 y 250 inscritos, por lo que con este protocolo sí se podrían realizar, no sería un problema» señala Josué Aldudo, que considera que hasta septiembre no habrá competiciones. Pero en su mente, y en la de muchos, hay una cita que no pasa desapercibida, y es la Media Maratón Ávila Monumental. «Es en octubre. Esperamos que por entonces la situación haya mejorado.Porque si fuera dentro de un mes, con estas medidas sería inviable tal cual la conocemos».