El AMPA del Pablo VI compra un desfibrilador para el 'cole'

E.Carretero
-

Se trata, aseguran desde la Asociación de Madres y Padres de este centro concertado, del «primer» colegio de Ávila en contar con un equipo como este que puede salvar vidas frente a un paro cardiaco

El AMPA del Pablo VI compra un desfibrilador para el 'cole'

El Colegio Diocesano Pablo VI cuenta desde este miércoles con un desfibrilador automático. Se trata del «primer» colegio de Ávila que cuenta con un equipo de este tipo, tal y como aseguran desde la Asociación de Madres y Padres de este centro concertado que ha sido la encargada de adquirir y donar al colegio este equipo que pese a no ser obligatorio en centros eductativos cada vez es más demandado por la sociedad teniendo en cuenta que unas 700 personas de media al día fallecen a consecuencia de un infarto. «La idea surgió de la junta directiva del AMPA en vista de que en algunos sitios su instalación ya es obligatoria», explicó Raquel Vallejo, presidenta de esta asociación, el porqué de esta adquisición que esperan no tener que usar nunca pero que en el caso de ser necesario «podría salvar vidas».
El AMPA del Pablo VI ha adquirido este desfibrilador con fondos propios si bien también está llevando a cabo una campaña de venta de pulseras, que bajo el lema ‘Mi cole cardioprotegido con el AMPA’ tienen un precio de un euro, para financiar en parte la compra de este equipo que se ha instalado en el pasillo de la primera planta de este colegio. «El AMPA ha hecho un esfuerzo grande porque ha hecho la inversión primera y el colegio, obviamente, agradece esta iniciativa», apuntó Pablo Martín, director de este colegio, que a partir de ahora tiene una  ‘potente arma’ para proteger a alumnos, profesores, personal de servicios y padres frente a un paro cardiaco.
Y de forma paralela a la adquisición de este equipo el centro, de nuevo con ayuda de la Asociación de Madres y Padres, va a formar a profesores y trabajadores para que en el caso de ser necesario «haya personas habilitadas y cualificadas por la Junta de Castilla y León para para poder utilizar este desfibrilador». La idea es que al menos una decena de personas sepan utilizar este equipo en caso de emergencia, tal y como apuntó el director de este colegio que ya está cardioprotegido.