El Ministerio transmite "tranquilidad" sobre Nissan en Ávila

J.M.M.
-

Representantes del comité de empresa, que hicieron una valoracion "positiva", mantuvieron un encuentro virtual con el director general de Industria, en el que también participaron el subdelegado del Gobierno en Ávila y el senador Jesús Caro

El Ministerio transmite "tranquilidad" sobre Nissan en Ávila - Foto: Isabel García

El Ministerio de Industria se ha comprometido con los trabajadores de Nissan a apoyar económicamente en el futuro cualquier proyecto que sea necesario en la planta de la compañía nipona en Ávila para consolidar su presencia, al tiempo que ha lanzado un mensaje de «tranquilidad» sobre ese futuro, «ya que a la planta de Ávila no le va a afectar la reestructuración de Nissan», después de los acontecimientos que se han producido con el anuncio del cierre de las tres plantas de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. Así se lo ha transmitido el director general de Industria y Pyme, Galo Gutiérrez, en el transcurso de una reunión telemática que ha mantenido con los representantes el comité de empresa de Nissan en Ávila, en la que también han participado el subdelegado del Gobierno en Ávila, Arturo Barral, el secretario general del PSOE de Ávila y senador, Jesús Caro, así como técnicos del propio Ministerio de Industria.
A la conclusión del encuentro, en declaraciones a Diario de Ávila, Jesús Caro explicó que durante el  encuentro desde el Ministerio de Industria se ha transmitido «tranquilidad», aunque han reconocido que «hay que seguir trabajando». A su vez, el director general de Industria «se ha ofrecido para intentar tener un contacto permanente con empresa y trabajadores», al tiempo que también ha expresado que «el Ministerio está dispuesto a ayudar económicamente cualquier proyecto nuevo que se plantee en la fábrica de cara al futuro». 
Además se ha planteado la necesidad que la Junta de Castilla y León también esté presente en todas estas conversaciones, ya que, según recalcó Caro, «ha tenido un protagonismo especial en la reestructuración de la planta», con importantes inversiones para que se haya podido llevar a cabo. Y ha recalcado que «aquí estamos todos para sumar». De hecho a la conclusión del encuentro, Caro explicó que se puso en contacto con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, para informarle de todos los pormenores del mismo.
Durante la reunión también se analizó cómo puede influir en la producción de planta de Ávila el cierre de las tres plantas de Nissan de la Zona Franca de Barcelona, previsto para el mes de diciembre. Así se ha puesto de manifiesto que en estos momentos el 70 por ciento de la fabricación de piezas de recambio en Ávila está vinculado con Renault. Después del anuncio efectuado por Renault este viernes, de que su reestructuración no afectará a las plantas españolas de Valladolid y Palencia, parece que «ese 70 por ciento está garantizado». Y cuanto al 30 por ciento restante, alrededor del 80 por ciento va con destino a Inglaterra, con lo que en la reunión se expuso que «también está garantizado», y únicamente un 20% de ese 30% iría con destino a la Zona Franca, «una cantidad que aunque no deja de ser importante, se puede asumir» para que la planta de Ávila pueda seguir funcionando.
La reunión concluyó con el compromiso de seguir manteniendo reuniones periódicamente para ver la evolución de los acontecimientos.

 

Valoración "positiva" del comité. 

El presidente del comité de empresa de Nissan Ávila, Felipe González, hizo una valoración «positiva» del encuentro virtual que mantuvieron con responsables del Ministerio de Industria y que celebraron gracias a la mediación del senador del PSOE por Ávila, Jesús Caro. Felipe González, en declaraciones a Diario de Ávila, explicó que «queríamos conocer de qué información disponía el Ministerio de Industria en relación a la planta de Ávila ante los acontecimientos que se están produciendo», y apuntó que «el Ministerio no tiene más información más allá de lo que se ha dado a conocer en estos últimos días, y que Nissan les ha transmitido que Ávila tiene su plan específico y que no se va a ver afectado por el cierre de las plantas de la Zona Franca». 
En el transcurso de la reunión, que calificó de «cordial» y «positiva», el presidente del comité de empresa destacó que desde el Ministerio se ha lanzado «el compromiso claro de seguir manteniendo este tipo de encuentros y la posibilidad de que se sume también a ellos la Junta de Castilla y León».
Felipe González también valoró el anuncio que se hizo ayer desde Renault de que su reestructuración no afectará en principio a las plantas de Castilla y León, y recalcó que «aunque dependemos de Nissan una parte importante de nuestra fabricación es para Renault, pero tenemos que estar vigilantes». Es más, aseguró que «a nosotros lo que realmente nos daría la tranquilidad es que veamos que se va ejecutando el plan industrial que tenemos en marcha, pero no se nos escapa que estamos ante una crisis mundial», con decisiones que en muchas ocasiones transcienden a los propios gobiernos. Por eso, concluyó, «es importante mantenerse al día de la evolución de la situación, para que si se produce cualquier movimiento, podamos tener tiempo de reacción y podamos trabajar conjuntamente para que, si se diese el caso, se pueda solucionar».