La Junta retira más de 400.000 mascarillas defectuosas

SPC
-

Casado detalla que se distribuyeron en los centros de la Gerencia Regional de Salud entre el 1 y el 20 de abril y todas contaban con certificado y homologación

Francisco Igea y Verónica Casado se quitan sus mascarillas antes del inicio de la rueda de prensa telemática - Foto: Ical

Castilla y León ha retirado más de 400.000 mascarillas FFP2 que tenía en su inventario después de certificar que son defectuosas. Así lo avanzó ayer la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que detalló que los stocks de estas mascarillas ya se están retirando y se está realizando un seguimiento de los profesionales sanitarios que pudieran haberlas utilizado para garantizar su salud en el caso de haber podido ponerse en riesgo durante el desempeño de sus labores médicas. Casado precisó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que estas mascarillas se distribuyeron entre los centros de la Gerencia Regional de Salud entre el 1 y el 20 de abril y todas contaban con certificado y homologación CEE.
Sin embargo, se constataron los problemas cuando se enviaron para su análisis y verificación al centro nacional de medios de protección, para ver si cumplían con los estándares de calidad requeridos actualmente. Fue en este momento cuando el Ejecutivo autonómico ha procedido a retirarlas de la circulación dentro los  centros de la Gerencia Regional de Salud.
La consejera también expresó su preocupación ante el desabastecimiento de guantes en algunos hospitales y afirmó que «volvemos a tener problemas de estocaje a nivel internacional». Al respecto, expuso que la situación y los problemas de suministro está relacionada con la falta de materia prima de caucho, informa Ical.
La consejera recordó que trasladó su «inquietud» ante esta situación en la Inteterritorial de Sanidad para explorar todos juntos los mercados internacionales a fin de conseguir mejores compras. Con todo, afirmó que desde la Junta seguirán «poniendo toda la carne en el asador para lograr el mayor número» de equipos de protección de todo tipo, y reseñó que tiene pedidos 8,5 millones de guantes, de los que dos millones llegarán a partir del lunes 18.
En este contexto, apeló sin embargo a «ser cautelosos» con el uso que se hace de los mismos, y emplearlos cuando sea imprescindible. «Hay que utilizarlos bien», sentenció. 
Contratación de emergencia

Al respecto, el Consejo de Gobierno aprobó ayer la declaración de emergencia para la contratación de diversos suministros, entre ellos la compra de mascarillas, guantes, gafas e impermeables, y del servicio de logística y equipamiento, que incluye hospitales de campaña, compra de ordenadores portátiles para el personal del CAU y servicio de seguridad, todo ello por un importe de 5.413.171, con cargo a los presupuestos generales de la Comunidad de Castilla y León para 2018, prorrogados para 2020.



Las más vistas