"Resignación y responsabilidad" en la desescalada de Arenas

M.E
-

El alcalde subraya la mejora de la situación sanitaria y valora la prudencia a la hora de pasar a la fase 1

"Resignación y responsabilidad" en la desescalada de Arenas

Los vecinos de Arenas de San Pedro han asumido «con resignación, pero también con responsabilidad» el retraso del municipio en entrar en la fase 1, toda vez que su zona básica de salud no fue propuesta por la Junta para avanzar en la desescalada en esta primera tanda. Así lo explicó el alcalde, Carlos Sánchez Mesón, quien reconoció que muchos confiaban en iniciar la nueva etapa el lunes día 11, pero aunque «había muchas ganas, hay que ser prudentes y si hay zonas donde todavía hay contagios, no pasa nada por esperar una o dos semanas». En este sentido, explica que no ha percibido críticas de forma generalizadas a la gestión de la Junta, aunque había sectores, como la hostelería, que se estaba preparando para reabrir sus puertas.
En cualquier caso, explicó que la situación sanitaria por la infección del COVID-19 «ha mejorado mucho» en el municipio, tanto en lo referente al centro de salud, donde «la evolución es favorable», como en lo relativo a las residencias. «En la de San Pedro de Alcántara están a cero en positivos y en La Parra, aunque hubo dificultades, ahora están estables».
Sobre el comportamiento de la población durante las salidas de esta fase cero, Sánchez Mesón explicó que los ciudadanos se están ajustando bien a los horarios, dado que Arenas es uno de los pocos municipios de la provincia que cuenta con restricciones para la movilidad por tener más de 5.000 habitantes. «Se está llevando bien, además aquí hay muchas pistas forestales para poder dar paseos y hacer ejercicio», subrayó