Primeros pasos para construir un nuevo hotel en la capital

J.M.M.
-

Comienzan las excavaciones en la parcela ubicada delante de las viviendas de camineros donde se estudia levantar un establecimiento hotelero, según indican fuentes de la promotora

Primeros pasos para construir un nuevo hotel en la capital - Foto: Isabel García

Un nuevo hotel se podría levantar en la capital abulense, en el solar ubicado delante de las viviendas de camineros, en la avenida de Juan Carlos I, a escasos metros del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Según ha podido saber Diario de Ávila, ya se están dando los primeros pasos en esta iniciativa impulsada por promotores abulenses y hace escasas fechas se ha comenzado con la excavación del terreno previa a la construcción de esta infraestructura. De momento desde la promotora no se han querido avanzar más detalles hasta que el proyecto esté más definido, pues aún quedan por perfilar importantes detalles del mismo.
Hay que recordar que este solar en el que han comenzado las obras, situado en una parcela aneja a las viviendas de camineros que en su día fueron levantadas como residencia para los trabajadores del servicio de carreteras del Ministerio de Obras Públicas, era propiedad de la Administración regional y fue subastado en el mes de enero de 2017, con lo que pasó a manos privadas.
La subasta pública se celebró en la sede de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León en Valladolid. Una subasta celebrada por procedimiento a la llana que, según informaron en su día desde la citada Consejería, sólo contó con un ofertante que pujó de hecho por el mismo precio de salida del solar y que por tanto se adjudicó esta parcela situada en la avenida Juan Carlos I con la calle Cáceres por un importe de 317.770 euros.
La subasta no incluyó la antigua apisonadora que se emplazó en esta parcela a modo de recuerdo del oficio de los antiguos peones camineros y a la que, por tanto, la Administración regional tuvo que buscar otra ubicación.
La citada parcela, situada delante de las viviendas construidas en los años 60 del siglo pasado, cuenta una superficie total de 1.904 metros cuadrados, y según se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia en el anuncio de la subasta, estaba gravada con una servidumbre de paso para personas, caballerías y carros.
En cuanto a la apisonadora que se emplazaba en este espacio, hay que recordar que el día que se llevó a cabo la subasta y se adjudicó la parcela a su nuevo propietario, la emblemática máquina emprendió un viaje al Centro de Conservación de Carreteras que la Junta de Castilla y León tiene en el término municipal de Navalmoral de la Sierra que se vendió como temporal y que tenía como objetivo restaurar la apisonadora de cara a su vuelta a la ciudad. Sin embargo, la máquina, tras concluir su restauración, no regresó a la capital a pesar de que en un primer momento responsables municipales y regionales acordaron que debía volver para satisfacción de muchos abulenses que entendían que esta máquina era símbolo de una época y que como tal debía permanecer como recuerdo en esta ciudad. Así, en un un primer momento se encontró ubicación a este testigo de épocas pasadas, en este caso en el cruce de la salida hacia la autovía AP-50, a Sa lamanca, con la carretera autonómica AV-110, que va a Martiherrero y Muñico, pero finalmente se descartó por entender desde el Consistorio abulense que el lugar no era el mejor desde el punto de vista patrimonial. Y así quedó todo hasta la fecha