La Junta confía en iniciar el curso "de forma presencial"

J.M.M.
-

El director provincial de Educación, Santiago Rodríguez, asegura que aún "es pronto" para saber cuáles son las condiciones que existirán en septiembre y califica el curso que ahora concluye como "atípico" y "con incertidumbres"

La Junta confía en iniciar el curso “de forma presencial”

El director provincial de Educación, Santiago Rodríguez, mostró su confianza en que si se mantienen las condiciones sanitarias actuales el próximo curso escolar pueda comenzar en septiembre “de forma presencial” y “con normalidad”.

Santiago Rodríguez, en declaraciones realizadas en el trascurso de la visita al colegio El Pradillo para presenciar las labores de desinfección del comedor, apuntó que en estos momentos la Consejería de Educación “sigue con unos parámetros de comienzo de curso similares a los que teníamos”. En este sentido, precisó que se ha realizado un estudio de espacios para posibles adaptaciones de los centros educativos por parte del Área de Inspección, que ha entregado sus informes a la Consejería de Educación, pero apostilló que “lo primero que hay que decidir es cuáles van a ser las condiciones que va a haber a comienzo de curso y eso, a día de hoy, no lo sabemos”.

A su vez, apuntó que “ahora mismo sabemos la distancia de seguridad que hay que guardar entre los alumnos, metro y medio pero hace nada eran dos metros, y si no es posible deben usar mascarilla”, según se recogía en la orden publicada el sábado por la Junta de Castilla y León, pero Santiago Rodríguez insistió en que “nos falta una definición precisa de cómo van a estar”. Así, indicó que “probablemente hay que hacer alguna adaptación”, y añadió que “queremos saberlo, pero aún es pronto para saber cómo vamos a estar a principios del curso de septiembre”.

No obstante, recalcó que “el inicio del curso de forma presencial dependerá de las condiciones sanitarias, pero en las condiciones actuales, a día de hoy, sí estamos confiando que el curso comience con normalidad”. También considera que las aulas se pueden adaptar a esa distancia de seguridad que se está marcando, y afirmó que “creo que podremos acoplarnos bien y sin ningún tipo de problema”, una vez que medidas tan restrictivas como el tener 15 alumnos por aula parece que “a día de hoy están olvidadas”.

También hizo balance Santiago Rodríguez del curso que este martes finalizaba para los alumnos de Infantil y Primaria, un curso que calificó de “atípico” por su final y “con incertidumbres”. Rodríguez expuso la preocupación que existe entre el profesorado por si los alumnos “han conseguido los niveles que queríamos” y por la forma de calificar, “especialmente en cursos superiores”. Y es que aunque los profesores hayan impartido el temario, “el alumno se ha visto en una situación diferente, que es estar en su casa, estando solo, dependiendo de su responsabilidad y de su entorno familiar, que le anime y le ayude o que no le de ese apoyo”. Por eso, el hecho de que los estudiantes hayan salido de su “hábitat habitual” genera muchas incertidumbres, “y es algo que iremos viendo. Y con el comienzo del curso los centros deberán ver cómo vienen sus alumnos, y si hay que retomar temario”, con lo que también por esa circunstancia el inicio del próximo curso será “atípico”.

En cuanto a la actividad presencial que se ha ido retomado en las últimas semanas, el director provincial de Educación recordó que la Junta autorizó que se ofreciesen tutorías a los alumnos que se presentaban a la EBAU. Esos alumnos, señaló Santiago Rodríguez, “se han tenido que inscribir voluntariamente, porque los centros ya tenían organizada esa atención vía telemática, pero siempre hay alumnos que lo prefieren presencial”. Así esas clases se han impartido “con normalidad” pero aclaró que el porcentaje de alumnos que han asistido “no es muy grande”, si bien recordó que “es lo que venía sucediendo otros años”, pues a esos alumnos, una vez que acaban las clases, se les ofrece la posibilidad de asisir a esas tutorías “y tampoco venían todos los alumnos”.

De igual modo, recordó que también se está dando la atención de fisioterapia durante un mes en el Centro de Educación Especial de Ávila y en Arenas de San Pedro en el colegio Zorrilla Monroy, una de las actividades que autorizó la Junta para los colegios. Y ahora, con la orden publicada el pasado sábado, se autoriza a que en los centros en el mes de julio haya una medida de refuerzo y de apoyo, el Éxito Educativo, que este año se ha ampliado. Según explicó el director provincial de Educación, “el año pasado era para alumnos de 4º de la ESO, y este año se ofrece a alumnos de 2º de Bachillerato que no aprueben”, así como a alumnos de 6º de Primaria que puedan pasar a 1º de ESO con alguna asignatura pendiente. En cualquier caso señal que “se está ahora mismo en estudio por parte de la Consejería para ver cómo se van a desarrollar esas clases, pero ya está la autorización para que se ponga en marcha esa medida”.

Por su parte, la directora del colegio público El Pradillo, Raquel Jiménez, aprovechó la visita que realizaron el delegado de la Junta y el presidente de la Diputación a su centro para lanzar un mensaje “a todas las familias y a todos los alumnos”, en un día en el que comienzan las vacaciones, “agradeciéndoles el esfuerzo que han hecho durante este segundo y tercer trimestre”. Y agradecimiento que extendió a “todo el equipo de profesorado, de directores, de inspectores, que al fin y al cabo hemos sido un equipo”. Raquel Jiménez insistió en que “desde el primer día hemos intentado acercarnos a las familias, dándoles todo tipo de recursos (tarjetas SIM, ordenadores portátiles, tablets…)” y, a su juicio, “la respuesta por su parte ha sido muy positiva”. Y aunque “aunque ha sido difícil pero sí hemos conseguido acercarnos a ellos y que los alumnos puedan mantener esa educación tan importante”. Para Raquel Jiménez “nos queda esa parte de socialización, de vivir el día a día en los colegios, por supuesto, pero eso llegará y esperamos que en septiembre podamos abrir las puertas de los centros con las medidas de precaución y de seguridad que nos indiquen”.

Finalmente, quiso lanzar también un mensaje de “máximo reconocimiento a todos mis compañeros” que, según manifestó, “han hecho una labor excelente”.