CCOO, FSP y CSIF no acuden a negociar la plantilla educativa

I.Camarero Jiménez
-

Tachan de pantomima la negociación y desconfían ante todo por el incumplimiento de las 35 horas semanales además de criticar que los criterios sobre la necesidad de profesorado vienen "impuestos"

CCOO, FSP y CSIF no acuden a negociar la plantilla educativa

Ni CCOO, ni FSP, ni CSIF se sentaron este jueves a negociar con la Junta de Castilla y León y concretamente con la Dirección General de Educación las futuras plantillas de cara a 2020/21. La razón principal el incumplimiento del acuerdo firmado que les devolvería a las 35 horas semanales. Y es que dado que aquello estaba firmado y no se ha llevado a término, no se fían.
No sólo no se sentaron sino que toda vez comunicaron a los medios de comunicación su postura acudieron a la sede de la dirección provincial para concentrarse dando mayor visibilidad a su situación, que además es extensible a la Sanidad y a otros servicios públicos de la Junta.
Estiman además que esa negociación de plantilla viene ya con los criterios «impuestos»y no negociados como así lo desearían los profesionales de la Educación en palabras de Olga Sáez, responsable de CSIF en esta materia. Son criterios  de matriculación, ratios y horarios lectivos que no tienen en cuenta otras realidades tales como «la despoblación o las necesidades pedagógicas» y que están haciendo que «se pierdan docentes», especialmente en el medio rural.
De hecho desde que se ha producido el incumplimiento hay 13 maestros menos en las escuelas de la provincia. Si hubieran cumplido, consideran que se habrían creado plazas «241 puestos docentes» cifraban. 
No negociarán porque dado que ya se ha producido un incumplimiento (sobre acuerdo firmado) cualquier otro carecería de credibilidad y formalidad, apuntaba desde CCOONicolás Rouces. También denunciaba su malestar por la «opacidad de la Dirección General de Educación» por no dar a conocer un «documento tan importante como es el de los cupos», importante porque recoge la plantilla real de docentes que trabajan en los centros y es que «cuando se crea un puesto debe llevar en funcionamiento dos cursos», pero no lo conocen y ante ello, «no podemos reclamar».
Tampoco estiman que conocen la realidad sobre «la atención a la diversidad» y «se sabe que hay necesidades y no se crean plazas».
Por todo ello desde UGT,Santiago Martín, consideraba que la reunión para hablar de la plantilla del próximo curso era «una pseudo-negociación, una pantomima» porque los resultados «los conoce la Junta de Castilla y León de antemano» y por ello se bajan del encuentro en el que sí estarían STEs y AMPE, a los que invitaron a sus movilizaciones y declinaron.
Este jueves fue la concentración ante la Dirección General y el día 23 de enero está prevista una marcha en conjunto con el resto de funcionarios afectados (Sanidad y Servicios Públicos) a nivel provincial y ya de cara a febrero si las cosas continúan por los mismos derroteros se llevará a cabo la marcha regional.