Pasos para desescalar en residencias

B.M
-

La Junta cuenta con un plan interno para centros residenciales de mayores y personas con discapacidad, con 81 de ellos en la provincia de Ávila

Pasos para desescalar en residencias - Foto: David Castro

Igual que se tuvieron que ir tomando medidas según subía la afección de coronavirus, especialmente en las residencias, también se cuenta con un protocolo para cuando llega el momento de desescalar. Un protocolo que se hace de manera interna en los centros residenciales de Castilla y León, los correspondientes a mayores y a personas con discapacidad, y que en el caso de Ávila llega a 81 de estas características.
Con el paso de los días se fue viendo cómo era se desarrollaba la  Covid-19 en los centros residenciales, especialmente por la especial afección que están sufriendo. Es más, en la última información hecha pública respecto a Ávila por la Consejería de Familia a principios de mayo se indicaba que en el caso de la provincia abulense se contaba con 46 centros denominados limpios, es decir sin usuarios con Covid-19 confirmado o con síntomas, mientras que había diez con menos de un diez por ciento de los residentes afectados, siete que estaban entre un 10 y un 30 por ciento, 16 con más de un 30 por ciento y dos que superaban el 60.
Pero ahora de lo que se trata es  de marcar las pautas para el desconfinamiento de las personas mayores y de las personas con discapacidad que residan en un centro residencial, dada la importancia de que este confinamiento no sea prolongado más allá de lo estrictamente necesario para garantizar su bienestar y salud. En este sentido, la previsión de desescalada y revisión del modelo de residencias de personas mayores corresponde a la última fase (fase 3), mientras que las visitas de familiares a personas con discapacidad en residencias y viviendas tuteladas se prevé en la  fase 2 del documento de transición a una nueva normalidad del Gobierno de España. Pero esto no quiere decir que no se puedan tomar medidas de carácter interno para ir frenando el sufrimiento y perjuicio a la salud física y psíquica de los residentes por lo que se ha establecido una desescalada interna en dos etapas.
Esto supone, como se comunicó recientemente, que los centros que no tengan casos covid podrán ya abrir sus patios y jardines para que los residentes puedan dar paseos y disfrutar del aire libre, además de las zonas comunes como es el caso de salas de televisión o comedores, siempre guardando la distancia social. Un primer alivio ya para esta fase que se podrá completar después con una segunda parte con una progresiva incorporación de actividades como peluquería, podología y estimulación física y cognitiva. Aún así la visita de los familiares, como indica el modelo nacional, en el caso de las residencias de mayores no llegará hasta esa fase 3 y de momento Ávila ni siquiera ha entrado en la 1, lo que se espera que suceda el próximo lunes.
Lo que sí se ha establecido es una organización interna de los centros, de modo que todos deben habilitar una zona de cuarentena de al menos un 5% de plazas, a ser posible en habitaciones individuales, para posibles aislamientos ante la aparición de nuevos casos sospechosos de Covid-19, una vez iniciado el proceso de la desescalada. En las viviendas apoyadas de personas con discapacidad la zona de cuarentena podrá estar habilitada en otro centro de la propia entidad titular.
Cuando los centros cuenten con usuarios con resultado PCR positivo deberán constituir tres zonas. La primera de ellas será la llamada zona libre, que es la parte del centro ocupada por residentes libres de infección o sospecha de Covid-19. 
También se dispondrá de la zona Covid-19, que será aquella ocupada por residentes con infección de coronavirus, además de la zona de cuarentena, para aquellos con síntomas compatibles pero sin confirmar.
Lo que se indica respecto a estas zonas es que con carácter general y en la medida que lo permita la estructura del centro, estas tres zonas estarán perfectamente diferenciadas. Se establecerán circuitos de circulación que no se mezclen y siempre que sea posible los profesionales desarrollarán su jornada laboral en una de dichas zonas.