Adjudicadas las obras del comedor del colegio Santo Tomás

B.M
-

Los trabajos se encargan, una vez superada la paralización de la tramitación, a la empresa Construcciones RodríguezPozo por algo más de 103.000 euros y tres meses de plazo

Adjudicadas las obras del comedor del colegio Santo Tomás - Foto: David Castro

La Dirección Provincial de Educación adjudicó las obras que harán posible la ampliación del comedor del colegio público Santo Tomás, en la capital abulense. Se trata de uno de los proyectos cuya tramitación se tuvo que paralizar debido a la situación de crisis sanitaria y que, poco a poco, se van retomando. En este caso ha sido posible con la adjudicación reciente de los trabajos para los cuales se presentaron cuatro empresas aunque finalmente se trata de Construcciones Rodríguez Pozo quien se encargará de acometer los trabajos. La adjudicación, inicialmente con un presupuesto que se acercaba a los 116.000 euros, se adjudicó en 1903.334 con un plazo de ejecución de tres meses.
Lo cierto es que desde Educación se esperaba la adjudicación de este proyecto así como la puesta en marcha de otros, algunos relacionados con obras de reforma, que se habían paralizado o no comenzado a tramitar por la irrupción de coronavirus en nuestras vidas. Sin embargo, ya se está viendo una vuelta a la normalidad, lo que supone retomar o impulsar proyectos como hace pocos días sucedía con las obras en el CRA Valle Amblés, en su sede de La Colilla, donde ya se han sacado a licitación las obras para que este centro escolar pueda contar con una tercera unidad.
En el caso del colegio Santo Tomás, hace unos meses se explicaba desde la Dirección Provincial de Educación que se pretendía que los trabajos estuvieran finalizados antes del nuevo curso. Ahora habrá que ver cómo va todo el proceso para este proyecto que busca una ampliación que supone incluir un nuevo espacio construido en dos plantas, de forma que la de abajo se utilizará para ese aumento de espacio en el comedor mientras que en la planta superior se podrá poner en marcha una nueva aula de informática. 
Esta ampliación de las  instalaciones del centro escolar se lleva a cabo la necesidad que se había detectado en el servicio de comedor, donde se estaban realizando, cuando había clases y por tanto antes de la suspensión que derivó del coronavirus, varios turnos dado el aumento de usuarios que se había ido registrando y que ahora lleva a acometer este proyecto para lograr un mejor servicio. Se hace aprovechando un espacio anexo al comedor que sirve para ampliar la sala y ganar más espacios también en la planta superior.
El comedor del colegio está situado en el espacio de un antiguo porche abierto que se cerró y acondicionó para albergar las mesas del comedor y la cocina. Pero este espacio de 86 metros cuadrados se había quedado pequeño para albergar la matrícula de comedor, que ha llegado a una media de 150 niños y dado que las plazas eran 70, se hacía necesario establecer turnos. Sin embargo, una vez ejecutadas las obras y con los niños de vuelta a las aulas y a todo lo que ello conlleva, se podrá dar servicio en un turno, evitando así que tenga que haber esperas y también con una mejor situación para el personal. Además, según se explicó en su momento, la reubicación de la cocina permitirá que las mercancías se transporten a la misma directamente desde la calle, sin necesidad de introducirlas por el colegio.