Las residencias se preparan para el verano más casero

M.E
-

Establecimientos de bricolaje y hogar notan una mayor demanda de productos relacionados con el acondicionamiento de espacios exteriores, como el jardín, y también interiores

Las residencias se preparan para el verano más casero - Foto: David Castro

Amelia y Jesús tienen dos terrazas en su piso pero solo tenían acondicionada una porque no lo necesitaban. Ahora, y dado que tardarán un mes más en poder viajar a su segunda residencia, que está en otra Comunidad, han preparado su otro espacio exterior para colocar césped artificial, sombrilla y una piscina en la que poder refrescar a su pequeño de tres años. Juan y Sonia, otra pareja abulense, se han decidido al fin a poner un cerramiento parcial de su terraza en la casa del pueblo para evitar peligros para sus hijas, ante la previsión de que habrá que pasar más tiempo en casa. Yasí otras muchas historias relacionadas con la preparación de las viviendas por la incertidumbre sobre la limitación de la movilidad y la vida social en espacios públicos, una tendencia al alza que se está notando, y mucho, en los establecimientos dedicados a los artículos del hogar y el bricolaje de Ávila. En estas semanas estos comercios están recibiendo a numerosos clientes dispuestos a poner más guapas sus segundas residencias... y también las primeras. 
En unos casos porque en estas largas semanas de confinamiento han notado «las carencias» de sus viviendas y en otros para optimizar espacios y preparar el jardín o la terraza de cara a un verano más casero de lo habitual, lo cierto es que el sector está registrando ajetreo en estos días de desescalada y una mayor demanda relacionada con la mejora de los espacios exteriores. Algunos artículos, como las piscinas hinchables o desmontables, están teniendo tanto tirón que en algunas tiendas se han agotado. Son los efectos de la crisis en una estancia en casa mayor de lo normal y también ante unas previsiones que apuntan a que los viajes y la estancia en piscinas y playas van a estar limitados. A todo esto se suma la necesidad de preparar las segundas residencias en el pueblo, otra de las opciones que están barajando muchos abulenses para pasar sus vacaciones o los fines de semana de buen tiempo.