Enfermo y familia centran la jornada de cuidados paliativos

B.M
-

Con el sufrimiento como marco de la cita, se analizó un trabajo de atención que se realiza de forma multidisciplinar y donde la parte psicológica juega un papel esencial en el proceso

Enfermo y familia centran la jornada de cuidados paliativos - Foto: Isabel García

El Episcopio se llenó de asistentes para participar en las IV Jornadas de Cuidados Paliativos, este año dedicadas a abordar el sufrimiento, centrándose tanto en el paciente como en la familia que se constituye en su soporte. La intención de la cita era abordar el sufrimiento desde aspectos como el psicológico, que es esencial en esa etapa de la vida, para lo cual se contó con el testimonio de tres pacientes diagnosticadas de cáncer para ofrecer su visión. Fue una jornada en la que hubo ponencias, mesas redondas e incluso una práctica de mindfulness y compasión.
Lola López Fernández, presidenta del Grupo de Trabajo de Cuidados Paliativos (Pacyl) de Ávila y médico internista que trabaja en la unidad de cuidados paliativos, explica que con las jornadas se pretende concienciar a la población del trabajo que se realiza en las unidades de cuidados paliativos. Este año se trata el tema del sufrimiento como una «compleja experiencia humana que nos acompaña a lo largo de toda la vida», no solo por una enfermedad sino por múltiples circunstancias y donde los cuidados paliativos sirven, por un lado, «para mejorar la calidad de vida de los pacientes y las familias, porque realizamos un trabajo multidisciplinar y, por otro, aliviar y prevenir el sufrimiento». Y esto se hace, aseguró, «detectando precozmente, evaluando y tratando de una forma lo más correcta posible todos los síntomas que presenta el paciente, no solo los físicos sino también los psicológicos y espirituales», y  ayudando a las familias que también «sufren por sus seres queridos».
Son circunstancias en las que «el paciente presenta dolor pero también sentimientos de frustración,  desesperanza, se tiene que enfrentar a su propia muerte y vive situaciones de angustia e impotencia. Y las familias también porque tienen sus ratos de frustración y desesperanza, de impotencia, de querer hacer más y les lleva a un gran sufrimiento», explicó la presidenta de Pacyl Ávila. Y para ello se cuenta con equipos multidisciplinares en las unidades de paliativos con médicos, psicólogos, trabajadores sociales, asesores espirituales, enfermeras y auxiliares.
Entre las ponentes de la jornada se contó con María Domínguez Mayorga, psicóloga clínica del servicio de Psiquiatría, que habló de puntos claves como son la familia, el paciente y la interacción entre ambos desde un punto de vista de la psicología general y cuando hay que acudir a la psicología clínica y los servicios de salud mental. Con estos pacientes, los aspectos principales que hay que tratar, aseguró, es la atención al estado emocional, canalizar las emociones, interpretar los miedos y, sobre todo, acompañar, con una función muchas veces más humana que profesional en pacientes y familias.
A la inauguración de la jornada acudió el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y la directora médica de Atención Primaria, Ana Arconada.