Por Ávila quiere atraer industria y empleo en los polígonos

P.R.
-

Este partido se compromete a a lograr estas medidas atendiendo y mejorando las condiciones de las empresas

Por Ávila quiere atraer industria y empleo en los polígonos

El cabeza de lista de Por Ávila al Congreso de los Diputados, Gonzalo González de Vega, ha explicado en Arévalo que pese a la «excelente situación geográfica» con la que cuentan los polígonos industriales de la provincia de Ávila, «hacen falta una mejora sustancial en las infraestructuras» para generar empleo y atraer más industria y trabajar «estratégicamente» contra la despoblación.
«La provincia de Ávila tiene una situación geográfica privilegiada, lo que hace posible que nuestros polígonos sean competitivos», ha explicado el candidato al Congreso durante su visita a Arévalo junto al también candidato al Congreso Héctor Sastre. 
Sin embargo, «la deficiencia o incluso la falta de infraestructuras, tales como fibra óptica, saneamiento, depuración de aguas industriales, potencia eléctrica o gas hace que en nuestros polígonos no se puedan asentar más empresas que generen empleo en nuestros territorio», ha lamentado González de Vega. Los números uno y dos en las listas al Congreso, Gonzalo González de Vega y Héctor Sastre, recorrieron el polígono industrial Tierra de Arévalo, y destacaron su «potencial» como «un ejemplo a seguir para muchos polígonos». Por ello, se han comprometido a «trabajar para conseguir la financiación necesaria para invertir en los polígonos industriales de la provincia».
Despoblación. Un polígono industrial, como es   el de Arévalo, «genera industria, incrementa el empleo y asienta población»; por eso, «es crucial que se atiendan las demandas y se mejoren las condiciones de las empresas que se asientan en terreno industrial. 
«Si queremos luchar de forma efectiva y estratégica contra la despoblación y favorecer el desarrollo del medio rural», ha recalcado el cabeza de lista de Por Ávila al Congreso, «debemos atender las demandas de las zonas industriales». Y ha añadido que esta cuestión «es un deber político que no se ha cumplido hasta ahora con la diligencia debida».