50.000 kilos de ejemplo solidario

B.M
-

La Gran Recogida para el Banco de Alimentos termina con un balance «muy bueno» y con una gran variedad de productos que ahora se repartirán

50.000 kilos de ejemplo solidario - Foto: David Castro

Cantidad pero también variedad. Ese es el balance, «muy bueno», que hacen desde el Banco de Alimentos de la Gran Recogida organizada en supermercados el pasado fin de semana. Según explica Fernando Gutiérrez, presidente del Banco de Alimentos de Ávila, se han recogido entre 48.000 y 50.000 kilos (se estaban recibiendo los últimos de la provincia) para poder después hacer el reparto. Un buen resultado con una recogida que se hizo en unas «fechas que no eran las idóneas» pero donde Ávila ha vuelto a ser ejemplo de solidaridad porque «siempre se vuelca». Es por ello que no dudan en dar «casi un 10 a la gran recogida».
Esta nota tan alta se debe a otros factores, entre ellos la «gran variedad» de productos que se han recogido, con galletas, productos de higiene, aceite, leche, conservas, cacao, productos infantiles y lo que no falla nunca: pasta y arroz.
Todos estos productos están ahora en la nave del Banco de Alimentos donde se está procediendo a su almacenamiento, primero separándolos por producto y caducidad para poder pasar después a distribuirlos entre las diferentes instituciones y según las necesidades. En la provincia, hay casos en los que ni siquiera se ha traído y se procederá directamente al reparto a través de instituciones y ayuntamientos que prestan su colaboración como también lo han hecho durante la recogida.
En todo este proceso destaca sin duda la labor de los voluntarios, que han ayudado «a cubrir prácticamente todos los supermercados de la capital» pero que también han llegado a la provincia con lugares como Arévalo, Sotillo de la Adrada, Arenas de San Pedro y El Tiemblo, donde directamente ellos se encargan y se cuenta con los voluntarios necesarios en cada lugar, llegando a hacer una aportación de unos 10.000 kilos del total desde la provincia.
Sin duda, también destaca la aportación de la Escuela de Policía con sus 120 personas y que siempre «se portan de maravilla con nosotros, estamos encantados». Por ello, en el apartado de agradecimientos no falta un recuerdo para ellos, para todos los voluntarios y, cómo no, para cada uno de los abulenses que han encontrado el momento, espacio y corazón para hacer su aportación en las cajas situadas en los supermercados y que son ejemplos de la solidaridad. Una solidaridad que ahora llegará con la distribución entre las 45 instituciones con las que trabajan y posteriormente a la gente que necesite los alimentos.