Críticas y búsqueda de fórmulas compensatorias

L.C.S
-

El PP exige la «rectificación» de la decisión del Consejo de Ministros de retrasar a 2029 la retirada de los peajes entre Ávila y Madrid, Vox critica el «abandono» del Gobierno, y Ayuntamiento y PSOE piden ayudas a los usuarios

Críticas y búsqueda de fórmulas compensatorias - Foto: David Castro

Las fuerzas políticas abulenses de PP, PSOE y VOX, las tres con representación parlamentaria, y el Ayuntamiento de Ávila mostraron diferentes reacciones a la decisión del Consejo de Ministros de fijar en noviembre de 2029 el final de los peajes de las autopistas que conectan Ávila con Madrid.
El presidente del PP de Ávila, Carlos García, criticó el hecho de que el Consejo de Ministros se haya acordado de Ávila, «pero no para atender la enorme crisis sanitaria y económica que padecemos, ni para hacer llegar a nuestros pueblos y ciudades los equipos de protección que necesitan frente a la Covid-19, ni para atender a nuestros autónomos y pymes, a los miles de trabajadores en desempleo», sino que «lo ha hecho para tomar decisiones discrecionales que, como siempre, y ya estamos hartos, vuelven a perjudicar a Ávila y a los abulenses», ya que «Pedro Sánchez y su Gobierno de coalición con Podemos han elegido la opción más lesiva para los intereses de esta tierra» porque «entre 2024 y 2029 como plazo para fijar el vencimiento, han elegido 2029 y frente a la promesa del presidente del Gobierno de autopistas gratis, silencio». García considera que «se ha aprovechado este momento tan duro que estamos viviendo todos  para dar esta puñalada a la sociedad abulense y tratar de que pase desapercibida», pero asegura que «no pueden tapar su desprecio continuo y su castigo a esta provincia en mitad de esta pandemia». Para el PP es «una decisión que también puede suponer un freno a proyectos que se están desarrollando desde otras instituciones, como es el Plan de Fomento para la industrialización y reindustrialización de la provincia».
Ante esta situación el presidente del PP de Ávila exige «la inmediata rectificación de este acuerdo adoptado con alevosía y pretendida intención de adoptarse en un momento tan duro para esta provincia. Y si, una vez más, desoyeran a esta tierra, el PP de Ávila exige la inmediata bonificación de los peajes para los ciudadanos de Ávila hasta la fecha de vencimiento de esta concesión».
Desde el PSOE su secretario general, Jesús Caro, lamentaba que «nos quede tanto tiempo» hasta que los peajes puedan levantarse, pero matizaba que «lo que ha hecho ahora el Gobierno es simplemente aplicar la fórmula que se aprobó por pasados gobiernos. No tenía más remedio que hacerlo porque no hay otra posibilidad legal. Respeta los acuerdos de gobiernos pasados y aplica la fórmula pactada en su día, que es lo que tiene que hacer un Gobierno porque no le queda otra». Caro mostró su deseo de que «ojalá que entre todos podamos llegar a un acuerdo para intentar compensar a quienes usan habitualmente este peaje» y que «en la medida de lo posible, cuando pase esta pandemia, encontremos una fórmula que permita que este gasto sea menor para quienes la utilizan habitualmente y tienen que afrontar un gasto extra que otras provincias limítrofes no tienen, salvo Segovia, y que es ciertamente un agravio comparativo para Ávila».
Por su parte, la diputada de Vox por la provincia de Ávila, Georgina Trías, criticaba que con esta decisión «una vez más, este Gobierno muestra que su interés por Ávila y por España en general es nulo», ya que «insiste en confinar la provincia, cuando podría haberse levantado esta concesión en 2024». Para Trías, «facilitar la comunicación interprovincial y con Madrid es uno de los factores  básicos para favorecer la reactivación el tejido empresarial, industrial, el asentamiento de población y evitar que los abulenses vayan abandonando la provincia por falta de oportunidades». La parlamentaria de Vox  informó que «desde nuestro grupo parlamentario ya en enero hicimos preguntas a este respecto, y las respuestas que hemos obtenido son siempre genéricas, y no muestran una voluntad política de solucionar este grave problema que arrastra la provincia desde hace décadas, y que no ha sido atendido por ninguna formación política hasta la fecha», y considera necesario que «en el momento que vivimos el Estado debería adoptar una actitud más responsable y poner todos los medios para que los abulenses puedan afrontar la que por sí ya será una difícil situación económica». Para ello considera que «acortar al máximo esta concesión hubiera sido una oportunidad para generar esperanza, ilusión y abrir a la posibilidad real de crear un futuro mejor en la provincia, a pesar de la gravísima situación que vivimos, y sin embargo lo que nos encontramos es un Gobierno que sólo se mira a sí mismo y sigue favoreciendo el empobrecimiento y la falta de oportunidades en Ávila».
Para e alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, la decisión del Consejo de Ministros en relación con los peajes es «positiva, porque por fin se ha puesto una fecha, y eso hay que agradecerlo. Es cierto que se nos va a hacer largo, que son nueve años, pero por lo menos ya sabemos cuándo es el final, y eso es algo que hay que agradecer a este Gobierno». Una vez conocido el plazo, Sánchez Cabrera pide tanto al Gobierno central como la Junta de Castilla y León, que se puedan arbitrar medidas que permitan ayudar a «a los usuarios habituales de la autopista, entre los que se encuentran autónomos, pymes y empresas de Ávila, para que la utilización de esta infraestructura sea menos gravosa para ellos». El Ayuntamiento, que recuerda el desembolso que supone el peaje para trabajadores, estudiantes o empresas, pide su puesta en marcha en el menor tiempo posible y su mantenimiento hasta el 19 de noviembre de 2029, fecha de finalización de los peajes.