El PP cree que la fragmentación política es "perjudicial"

SPC
-
El secretario general del PP regional, Francisco Vázquez, en imagen de archivo - Foto: Ical

El secretario general del PP regional asegura que "va en perjuicio de los ciudadanos" porque si no hay un gobierno fuerte, "con la mayoría suficiente", no puede aprobar los presupuestos para el año siguiente y, por lo tanto, "las cosas no se hacen"

El secretario general del PP en Castilla y León y presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, aseguró hoy que la fragmentación política “va en perjuicio de los ciudadanos” porque si no hay un gobierno fuerte, “con la mayoría suficiente”, no puede aprobar los presupuestos para el año siguiente y, por lo tanto, “las cosas no se hacen”. Así, afirmó que es “pesimista” sobre la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019 y “poco van a poder colaborar con otras administraciones”.

Francisco Vázquez declaró -en la rueda de prensa de balance del Área de Acción Territorial de la Diputación de Segovia- que es “partidario” de las mayorías absolutas, pero si no se logran siempre tiene haber una mayoría con la suficiente fuerza para “imponerse”, con “dos o tres partidos” que sostenga esa mayoría absoluta porque “sino no se puede hacer nada”. Lo contrario, remarcó, propicia “un Gobierno a la italiana”, un país que lleva “así 30 años” y expresó sus dudas sobre “les que les vaya bien así”.

El dirigente popular remarcó que la fragmentación política tienen “particularidades” como se está viendo en los Estados Unidos, con la administración de Donald Trump, al que no le aprueban una serie de medidas y toma la decisión, "al tener un sistema tan peculiar”, de cerrar la Administración durante unos días. Para Vázquez es una situación “alucinante”, que “afortunadamente no pasa en España”, pero si demuestra que la fragmentación no se da sólo “en un contexto español” y “se ve en otros países”.

Vázquez argumentó que cuando los gobiernos “son fuertes” y tienen la mayoría suficiente para ejecutar sus planes y presupuestos, los ciudadanos “resultan favorecidos”, pero sin son gobiernos débiles se ven perjudicados porque “no puedes aprobar los presupuestos para el año siguiente y no se llevan a cabo las cosas, los proyectos”, algo que es, remarcó, “de sentido común”.