La red de observación de la Aemet no falla

E.Carretero
-

La Agencia Estatal de Meteorología cuenta en Ávila con casi medio centenar de colaboradores que no han interrumpido su tarea diaria de recogida de datos gracias a que las estaciones de observación están ubicadas junto a sus casas

Elaborar pronósticos meteorológicos y llevar un registro diario, e incluso por horas, de temperaturas, pluviosidad y  otros meteoros. Esa es, a grandes rasgos, la principal labor de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que en esa tarea de recogida de datos meteorológicos se ayuda de un ‘ejército’ de voluntarios repartidos por todo el territorio nacional. Así, en Castilla y León cuenta con unos 300 y con cerca de medio centenar en la provincia de Ávila, que a diario recogen los datos de precipitación y en ocasiones también, dependiendo de los equipos, los de temperaturas máximas y mínimas de las estaciones meteorológicas que la Aemet tiene repartidas por todo el país.
Gracias a que prácticamente todas las estaciones se encuentran instaladas en el exterior de las viviendas de estos colaboradores, muchas de ellas en jardines o huertos, la recogida de datos meteorológicos prácticamente no se ha visto afectada por el estado de alarma y las limitaciones de movilidad salvo en algún caso muy excepcional en el que los pluviómetros están ubicados a cierta distancia de las viviendas, lo que ha impedido que el colaborador pudiera desplazarse a realizar la toma de datos. Una situación, reconoce Juan Pablo Álvarez, delegado de la Aemet en Castilla y León, que no se ha dado en la provincia de Ávila, donde estos hombres y mujeres del tiempo voluntarios han seguido recogiendo con normalidad los datos de precipitación o temperatura durante las semanas que llevamos de estado de alarma.
Aún así, reconoce el delegado regional de la Agencia Estatal de Meteorología que en aquellos casos en los que resulta imposible recoger los datos durante varios días, como suele ocurrir, por ejemplo, cuando estos voluntarios se van de vacaciones y no encuentran a ningún vecino que se haga cargo de esta tarea, «lo importante» es recoger el dato de pluviosidad mensual para llevar un registro de la lluvia caída cada mes en las distintas estaciones.
De hecho, la mayoría de las estaciones colaboradoras con las que la Aemet cuenta en Castilla y León, y por ende también en la provincia de Ávila, recogen únicamente datos de precipitación y solo un tercio miden además temperaturas máximas y mínimas. Todos estos datos son anotados de forma diaria por los colaboradores que a final de mes envían estos registros a la Aemet. Y es aquí, reconoce Álvarez, donde se ha dado algún problema ya que muchos de los colaboradores son personas de avanzada edad que llevan realizando esta tarea desde hace décadas y que continúan enviando los registros obtenidos en las estaciones de sus casas  por correo postal. «A día de hoy nos están llegando aún fichas del mes de marzo», reconoce el delegado territorial de la Aemet que explica que este problema, lógicamente, no se ha dado en los colaboradores  más ‘jóvenes’ y familiarizados con el uso del correo electrónico que, sin embargo, no son los más numerosos.
Al margen de las cerca de medio centenar de estaciones colaboradoras instaladas en Ávila, la Aemet cuenta también con ocho equipos automáticos en otros tantos emplazamientos de la provincia como son Candeleda, Rivilla de Barajas, El Barco de Ávila, Puerto el Pico, Arévalo, Muñotello, Gotarrendura y Ávila, que además de temperatura y precipitación también registran datos de humedad, presión atmosférica y viento. Además, la estación de la capital abulense es de las denominadas completas y recoge datos sobre otros meteoros como puede ser la evaporación.



Las más vistas