El Girona se precipita al descenso

EFE
-

La derrota de los catalanes frente al Levante (1-2) les obliga a golear en el siguiente partido y esperar que el Celta, que pierde ante el Athletic de Bilbao en San Mamés (3-1), fracase en su último intento de salvar la categoría

El Girona se precipita al descenso - Foto: David Borrat

La decimocuarta temporada 'granota' en Primera

El Levante competirá una temporada más en LaLiga Santander al derrotar este domingo por 1-2 a un Girona que encajó su octava derrota en los últimos nueve partidos y queda con pie y medio en Segunda.
El equipo catalán afrontará el sábado que viene la última jornada de la competición con la obligación de vencer al Alavés para soñar con una salvación que solo se hará realidad si el Celta de Vigo pierde en Balaídos ante el Rayo Vallecano, ya descendido. Y con el ojo puesto en la diferencia total de goles.
Con la tranquilidad que le otorgaba el hecho de disponer de un colchón de hasta tres puntos sobre la zona roja de la clasificación, el Levante le cedió la iniciativa al cuadro local desde los primeros instantes del encuentro. Pero el dominio del Girona dejó de ser incontestable con el paso de los minutos aunque en el minuto 60, Stuani desató la euforia en las gradas de Montilivi al cazar, en la frontal del área pequeña, el rechace de Aitor Fernández a un disparo del Choco Lozano. El Girona recuperó la esperanza con el tanto del 'killer' charrúa José Luis Morales, asistido por Pedro López, resucitó todos sus fantasmas tan solo dos minutos después al anotar el 1-1.
Enis Bardhi, que en el minuto 86 apareció de la nada para firmar el 1 a 2 definitivo, un tanto que certifica la permanencia del Levante en la élite del balompié estatal y que condena al Girona a protagonizar una proeza tan complicada como extraordinaria para mantenerse en Primera.

 

Bilbao complica la salvación viguesa

El Athletic Club, con dos goles de Raúl García y otro de Iñaki Williams, todos ellos en la primera parte, derrotó por 3-1 al Celta, que recortó distancias en el tramo final a través de Iago Aspas, en el último partido de la temporada en San Mamés.
En el minuto 16, Raúl García adelantó al Athletic al transformar un penalti cometido por Araujo sobre Iker Muniain. Apenas un minuto más tarde, en el 17, el navarro repitió para hacer el 2-0 al aprovechar un pase de Muniain después de una buena combinación en ataque de los locales.
En el 39 Williams marcó el tercer tanto rojiblanco tras un despeje defectuoso del portero visitante, Rubén Blanco, que rebotó en el cuerpo del delantero y quedó a sus pies para que empujara la pelota a puerta vacía.
Iago Aspas, al materializar un penalti por manos de Aduriz, estableció el 3-1 definitivo a dos minutos del final. 

 

Vallecas sirve de bálsamo para el Valladolid

El Valladolid, con goles de Enes Unal y Sergi Guardiola, celebró la permanencia en Primera con una victoria en Vallecas (1-2) frente al Rayo que unida a la derrota del Girona con el Levante le permite seguir en la máxima categoría.

Los aficionados vallisoletanos que viajaron hasta Madrid se llevaron una buena alegría a los seis minutos, cuando Abdoulaye derribó dentro del área a Sergi Guardiola y el árbitro decretó penalti. Enes Unal, con un disparo a la izquierda de Dimitrievski, no falló desde los 11 metros.
El gol fue el reflejo de la diferencia de intensidad de los dos equipos, puesto que el Rayo, resignado al descenso, se tomó el partido como un trámite.
En la segunda parte, el Valladolid intentó contener el resultado y esa táctica no le benefició porque el Rayo dio un paso hacía adelante y comenzó a poner en muchos problemas a la zaga visitante. Los dos mediocentros del Valladolid, Míchel y Rubén Alcaraz, fueron neutralizados en su juego por la fuerza de Uche Agbo y la imaginación que puso Álvaro Medrán, que marcó el tanto del empate a los 73 minutos con un cabezazo en el área tras un centro desde la izquierda.
La alegría le duró muy poco al Rayo porque el Valladolid, a falta de diez minutos, volvió a marcar por medio de Sergi Guardiola, que realizó una jugada individual dejando en el suelo a Abdoulaye Ba y cruzó su disparo raso al segundo palo.
Con el pitido final la alegría se desató entre los jugadores del Valladolid, que comenzaron a abrazarse sobre el césped y a celebrar su permanencia en Primera.

 

El 'plan B' del campeón saca al Getafe de la zona Champions

El Barcelona, ante un Camp Nou dolido por la debacle europea del pasado martes, ganó al Getafe pese a jugar sin brillantez (2-0), gracias a un gol del chileno Arturo Vidal y a otro del argentino Leo Messi, que sacan a su rival de los puestos de Liga de Campeones.
Al Barcelona, todavía desorientado, le costó tomar el pulso al partido, y Jorge Molina pudo haber marcado hasta en dos ocasiones, pero tanto en el minuto 11 como en el 30 marró dos buenas opciones de gol.
Los azulgranas, sin hacer un buen juego, consiguieron abrir el marcador en una falta lateral. En el minuto 39, Messi puso un buen centro para la cabeza de Piqué, despejó David Soria y Vidal empujó el balón desde dentro del área pequeña.
Los hombres de Ernesto Valverde intentaron incrementar su ventaja tras la reanudación, pero Soria detuvo las peligrosas acometidas de Malcom y de Abel Ruiz. Al final, en el minuto 89, fue Messi el que volvió a mover el marcador tras una combinación con Sergi Roberto.
 

Un empate que asegura el segundo puesto

El Atlético de Madrid empató (1-1) con el Sevilla y aseguró de forma matemática el segundo puesto de la liga, mientras que el Sevilla deberá esperar a la última jornada para apurar sus opciones de obtener el cuarto puesto, que da a acceso a la próxima edición de la Liga de campeones.
Se adelantó el Atlético en el marcador con un de Koke en el minuto 30 y empató Sarabia para en Sevilla en el 69, en un partido en el que la afición colchonera homenajeó al uruguayo Diego Godín, que abandona el club tras nueve temporadas.
El empate le basta al Atlético para lograr la segunda plaza y el subcampeonato de Liga. El Sevilla suma 56 puntos, mientras que Getafe y Valencia suman 58. Con los dos se disputará la cuarta plaza en la última jornada.
 

Zidane no da con la tecla mágica en Anoeta

La Real Sociedad mantiene sus esperanzas de alcanzar la séptima plaza de LaLiga Santander que le dé acceso a la Liga Europa después de ganar con comodidad este domingo por 3-1 a un, de nuevo, triste y decepcionante Real Madrid a domicilio que apenas se ofreció en Anoeta salvo al comienzo del partido. 
El conjunto merengue firmó un inicio prometedor antes de irse evaporando poco a poco en el resto de los primeros 45 minutos. Con una presión alta y movimiento rápido de balón, dejó un tanto descolocada a la Real, aunque no tanto como Brahim Díaz. El joven malagueño sigue empeñado en demostrarle a Zinedine Zidane que puede tener sitio en el proyecto y firmó una habilidosa jugada en la que fue desbordando rivales hasta batir a Gero Rulli para poner el 0-1. 
El gol, sin embargo, no afianzó el juego visitante, principalmente porque su trío de centrocampistas (Casemiro, Kroos e Isco) fue incapaz de hacerse con la pelota. Mientras, el rival realizó una buena jugada combinativa que terminó con el 1-1 de Merino, un premio para la mejoría txuri-urdin. El empate sí despertó algo más a los de Zidane pero la mejor del primer acto fue de nuevo para la Real Sociedad, con un penalti que le costó la expulsión a Vallejo y que lanzó mal Willian José para que lo detuviese Courtois. 
El equipo madridista seguía desconectado. Marcelo no estuvo tenso en un lejano centro lateral desde la otra banda y por detrás llegó potente Zaldua para cabecear y pillar a contrapie y algo descolocado a Courtois. Los cambios no surtieron efecto en el Madrid y la Real sentenció tras otro despiste defensivo. Oyarzabal se topó en su disparo con el palo, pero el joven Barrenetxea envió a la red el rechace.

 

El Valencia asalta el cuarto puesto

La cuarta plaza de la Liga cae hoy para el Valencia, que ganó en Mestalla al Alavés (3-1) y aprovechó el tropiezo del Getafe en Barcelona, y depende ahora de sí mismo en la última jornada para terminar la temporada en un puesto de Liga de Campeones.

El Alavés había entrado mejor que el Valencia en el encuentro, no solo por el gol logrado por Ximo Navarro de cabeza a la salida de un córner antes del cuarto de hora de juego, sino por la forma en la que sacaba el balón de atrás y desconcertaba al equipo valenciano, que no encontraba la forma de imponer su ley. Poco a poco, el equipo vasco dejó de estar cómodo, ya que el Valencia, dirigido por Parejo, empezó a adueñarse del centro del campo.

Llegó el gol 'che' de Carlos Soler al aprovechar una cesión corta de Duarte a Pacheco a la media hora de juego, que estuvo acompañado cinco minutos después del 2-1 marcado por Mina también a la salida de un córner. 

En la segunda mitad, ninguno de los dos equipos se hacía con los  balones divididos y como consecuencia de una de esas alternativas llegó el 3-1 en un magnífico centro de Gayà que cabeceó el recién incorporado Gameiro, que poco después protagonizó varias acciones de peligro.

 

Ekambi y el VAR acaban con la agonía del Villarreal

El Villarreal puso fin a su agonía al conseguir matemáticamente la permanencia tras superar al Eibar por 1-0, con un gol de Ekambi en una segunda parte en la que, tras consultar el VAR, el árbitro anuló un tanto del Eibar a cinco minutos del final.
El Villarreal arrancó como una moto el partido, aprovechando la velocidad en las bandas de Toko Ekambi y Samu Chukwueze para sorprender a la defensa visitante.
Con el paso de los minutos, el Eibar contrarrestó el dominio local con posesiones más largas y aunque no dispuso de buenas ocasiones para marcar, equilibró el partido, que llegó al descanso con el empate inicial.
El Eibar salió algo más ambicioso en la reanudación, con mayor presencia en el área rival, y Pedro León pudo marcar tras un rechace de Andrés, pero su disparo no encontró puerta. Al cuarto de hora llegó la recompensa para el Villarreal con un gol de Ekambi, que se adelantó a Ramis en el primer palo para marcar con fortuna el tanto que daba la salvación a su equipo. El Eibar, animado por los cambios ofensivos de Mendilibar, se lanzó a por el empate y encerró a un Villarreal cada vez más temeroso en su área. A cinco minutos del final, después de que el recién entrado al campo Kike marcara el gol del empate,y este fuera anulado a instancias del VAR por fuera de juego de Charles, el Estadio de la Cerámica finalmente pudo celebrar la permanencia.

 

Doblete de Joaquín para un Betis ya sin opciones europeas

Un doblete de Joaquín Sánchez, el mejor de su equipo, le dio un triunfo al Real Betis (2-1) frente a un Huesca que ya estaba descendido en un choque sin ritmo, pero que se animó al final con el mayor empuje de los béticos, que se quedan de forma matemática sin opciones europeas al haber ganado el Athletic.
En un duelo casi sin nada en juego, pues esas posibilidades del Betis eran remotas, Joaquín adelantó a su equipo a los 22 minutos con un cabezazo a centro de Junior y, ya en la segunda mitad, el venezolano Juanpi Añor empató de penalti, aunque el incombustible jugador portuense evitó una decepción aún mayor para su afición con un golazo en el último minuto del tiempo añadido. 

 

Borja Iglesias mantiene vivo el sueño europeo del Espanyol

Dos goles de Borja Iglesias dieron una importante victoria al Espanyol contra el Leganés en Butarque (0-2) y permiten a su equipo tener opciones de alcanzar los puestos europeos en la última jornada.

A ambos rivales, adoptando un perfil bajo, les costó arrancar. Por ello apenas hubo acercamientos en un tramo inicial donde el anfitrión se mostró más voluntarioso, intentando encontrar en Braithwaite o En-Nesyri un rematador que pusiera el broche a sus recurrentes centros laterales desde ambos costados.
La insistencia local contrastaba con los fogonazos del rival, encabezados por Wu Lei y a la larga más efectivos. Amenazó primero con un disparo que se marchó fuera y poco después dio continuidad a un pase kilométrico de Naldo por medio de un vistoso control en carrera que le dejó en disposición de anotar. Lunin lo evitó con una excelente intervención, pero el esférico quedó a los pies de Borja Iglesias para que este conjugara una semana más el verbo golear.

Tras el descanso, Wu Lei, generoso en el esfuerzo, seguía buscando el gol que le negó otra vez Lunin con una sensacional parada. El joven arquero despachaba con pulcritud todo el trabajo que le llegaba, dando apariencia de sencillez a sus magníficas intervenciones. Pero todo tiene un límite y a pesar de sus esfuerzos no fue capaz de evitar el 0-2, obra de nuevo de Borja Iglesias al aprovechar un penalti por mano del griego Dimitrios Siovas.


Las más vistas