El Ávila Auténtica, al filo de lo imposible

A.S.G.
-
El Ávila Auténtica, al filo de lo imposible - Foto: David Castro

86
Ávila Auténtica
44
Arcos Albacete Basket
Finalizado
Los verderones cumplen con su parte ante un Arcos Albacete que, sin nada en juego, ofreció una muy pobre imagen en el CUM Carlos Sastre

El Ávila Auténtica Carrefour El Bulevar seguirá viviendo al filo de lo imposible, al borde de un abismo en forma de descenso al que se resiste a caer, aunque para ello necesita «de un milagro».Lo saben dentro de un vestuario en el que tienen muy claro desde hace tiempo que ya no dependen de ellos.Necesitan de una carambola, aunque de momento aguantan.Y aunque el escenario se les complicó con el triunfo en la última jugada de Baskonia, que se imponía con un triple (67-66) al Aceitunas Fragata Morón, los verderones durmieron este sábado como equipo de LEBPlata, una categoría que merece algo más desde aquellos que decidieron una reforma que no ha hecho sino depreciarla. Este sábado quedó patente en el CUMCarlos Sastre, donde aterrizó un Arcos Albacete Basket sin nada en juego.Ni el orgullo.Porque el equipo de Alfredo Gálvez evidenció las miserias de un nuevo formato de competición que, a dos jornadas para el final de la temporada, ha dejado sin objetivos a buena parte de los equipos. Ni las piernas ni la cabeza empujan lo mismo cuando desaparecen los retos y con ello la ambición. El Arcos Albacete llegó vacío de ambos y se fue en la maleta con un 86-44 en contra en una noche en la que sumó 10 de valoración al final del partido. Al descanso era de 1. Quienes mandan en los despachos bien harían en reflexionar sobre ello.   
Hizo sus deberes el equipo verderón. No le queda otra. Ganar y esperar. Ganó Baskonia, al que ya no le podrá dar caza. Ahora toca mirar al domingo, al Rioja Vega y alHospitalet, los dos equipos en cuyas manos reposan las opciones de los verderones. Escasas, mínimas, pero opciones matemáticas porque el triunfo de este sábado permitirá al equipo verderón seguir vivo una semana más. Se ganó la oportunidad el equipo verderón ante un mal Arcos Albacete Basket. Quizás la peor versión de equipo que ha pasado este curso por el CUM.
Sin Marcus Van ya en las filas del Arcos Albacete Basket, su mejor jugador, Sergio Jiménez había avisado del juego interior como una de las claves.Pero fue desde el exterior donde los verderones empezaron marcando terreno.Cuatro triples –Mulero, Dziuba, Berni y Cazorla– en menos de ocho minutos (12-7). Un mate de Bassirou y una recuperación con canasta de Berni (16-7)mantenían altas las pulsaciones del equipo en un primer cuarto en el que no encontraba el acierto el equipo de Alfredo Gálvez. Ni el acierto ni las ganas. Con el paso de los minutos pasó a ser más evidente.
No entraba el Arcos Albacete Basket en el partido. No encontraban el pulso al partido. Se lo quiso poner Gálvez, que en el ímpetu se ganó la técnica. Ni con esas. Los suyos estaban a otra cosa.Las vacaciones ya están cerca. Para los verderones aún queda trabajo. No perdieron el tiempo. Triple de Ortiz y 24-12 en el marcador, que seguía creciendo a favor de los locales. Buenos minutos de Mulero. Cinco puntos consecutivos –triple incluido– para doblar en el marcador a los manchegos (30-12)al paso por el ecuador del segundo cuarto. En la pasividad visitante y la buena defensa local se cocinaba el partido el equipo de Sergio Jiménez. Nuevo triple de Vázquez y 35-17 a falta de 1’15’’ para el descanso. Gálvez acabaría por claudicar. Su aplauso al tremendo mate con el que Biram Faye mandaba el partido al descanso (37-17) lo evidenció.
Y aunque a la vuelta del descanso las malas noticias llegaban desde Vitoria con el triunfo de Baskonia, los verderones siguieron a lo suyo en una segunda mitad en la que, confirmado el triunfo (58-35 al tercer cuarto), quedaba por ver si los locales podrían doblar en el marcador a los manchegos. No fue posible, por dos puntos (86-44). Triunfo agridulce pero triunfo para seguir con vida.