Tres estafados en una red nacional de delitos telefónicos

D.C
-
Tres estafados en una red nacional de delitos telefónicos

Entre los perjudicados por esa trama, repartidos entre 48 provincias, se cuentan uno en la capital abulense, uno en Arévalo y uno en El Tiemblo

La Guardia Civil, en el marco de una operación a nivel nacional denominada ‘Telefones’ y desarrollada en las comunidades de Castilla La Mancha, Valencia, Murcia, Aragón y Cataluña, ha desmantelado una organización delictiva dedicada a estafar a las compañías operadoras de telefonía móvil mediante la realización de falsas contrataciones y portabilidades telefónicas.

Tres personas de la provincia de Ávila, una de la capital y las otras de las localidades de Arévalo y El Tiemblo, han sido estafadas por esta red que extendió sus estafas por todo el país (ha sido detectada en 48 provincias), que la Guardia Civil estima que habría defraudado 2.700.000 euros al traficar durante al menos 3 años con móviles de alta gama en diferentes localidades de 48 provincias españolas.

En la operación se ha detenido a 29 personas, con edades entre los 19 y los 55 años y de 8 nacionalidades diferentes, por la comisión de 634 hechos delictivos, entre ellos estafa, usurpación de estado civil, falsedad documental, revelación de secretos, blanqueo de capitales y pertenencia a una organización criminal. También se han intervenido 10 vehículos, 16.153 euros, 305 teléfonos móviles, 425 tarjetas SIM y se han bloqueado 34 cuentas bancarias.

La operación se inició cuando agentes de la Guardia Civil de Higueruela (Albacete), dentro de un servicio operativo de seguridad ciudadana realizado en una vía de comunicación próxima a la localidad de Caudete, intervinieron dentro de un turismo 21 teléfonos móviles de última generación sin que el conductor del vehículo pudiera acreditar la legítima procedencia de los mismos.

Tras la aprehensión de estos dispositivos la Guardia Civil comenzó unas investigaciones que permitieron identificar el origen de los teléfonos y comprobar que constituían un envío dentro de un entramado criminal dedicado a la obtención de teléfonos móviles de alta gama mediante la estafa a las compañías operadoras utilizando un sofisticado y novedoso ‘modus operandi’.