los mejores alojamientos para los mejores inquilinos

M.M.G.
-

Solosancho pone punto y seguido al proyecto 'Casas de Bichos', gracias al que ha colocado 38 instalaciones para distintas especies. El Ayuntamiento espera poder cerrar la iniciativa con unas jornadas medioambientales

los mejores alojamientos para los mejores inquilinos

Son pequeños pero no por ello menos importantes. Los pequeños animales que viven en nuestros entornos (insectos, mamíferos, aves y anfibios) desarrollan un papel fundamental en el sostenimiento de nuestros ecosistemas. Por eso hay que protegerles y ayudarles, en la medida de lo posible, a que puedan vivir su día a día sin complicaciones añadidas.
Esto lo saben bien en Solosancho. El pasado mes de marzo, justo unos días antes de que se decretara el estado de alarma, ponían en marcha un precioso proyecto medioambiental, ‘Casas de bichos’, pensado para facilitar alojamientos a sus vecinos animales. Y ahora dan por cerrada la primera fase al haber concluido la colocación de  38 casitas para todo tipo de animales.
Lo confirma a Diario de Ávila Jesús Martín García, alcalde de la localidad. «Queremos dar a conocer la biodiversidad de la zona y fomentar el respeto al medio ambiente», plantea dos objetivos genéricos de un proyecto en el que el Ayuntamiento va de la mano de la empresa Silvática.
De esas 38 viviendas, 20 están destinadas a aves. «Quince para pequeños pájaros insectívoros, como el herrerillo o los jilgueros», comienza a enumerar el alcalde, «y las otras cinco para aves más grandes, como el trepador azul o el gorrión molinero».
Algunas de ellas, cuenta ilusionado, ya están habitadas. «Se ve que nuestro confinamiento les ha venido bien», dice sobre los primeros ‘inquilinos’ de unos nidos fabricados en madera y que se han instalado tanto en zonas periurbanas como urbanas de las cuatro núcleos de población con los que cuenta Solosancho.
A esas 20 cajas nidos se suman tres para rapaces nocturnas; seis casas para murciélagos; un ‘hotel para insectos’, muy didáctico, ya que se puede apreciar desde fuera su actividad; cuatro instalaciones para facilitar a los anfibios la puesta de huevos (la mayoría en los abrevaderos del pueblo); y cuatro instalaciones más generalistas, pensadas para pequeños mamíferos como hurones o jinetes.
jornadas. «Tenemos todas las instalaciones geolocalizadas», señala Martín, que confía en poder poner el broche de oro a este proyecto con la celebración de unas jornadas medioambientales. Aunque eso será, por supuesto, cuando la situación lo permita, se despide de nosotros.



Las más vistas