La Junta decreta el nivel 0 en los incendios del Tiétar

J.M.M.
-
La Junta decreta el nivel 0 en los incendios del Tiétar

Comienza el repliegue de la UME, aunque se mantendrá un importante dispositivo para extinguir tanto el fuego de Gavilanes y Pedro Bernado como el de El Arenal

La Junta de Castilla y León decretó a las 11,35 horas de este lunes el nivel 0 de Infocal en los incendios que azotan al sur de la provincia de Ávila porque “no ha habido avance de llama”, según informó el delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández Herrero. Según precisó, durante las últimas horas “ha habido alguna pequeña reproducción, pero no hay avance de llama y el perímetro de los dos incendios, fundamentalmente el de Gavilanes y Pedro Bernardo, tiende a mejorar de forma considerable”, mientras que el de El Arenal se podría dar por extinguido en las próximas horas.

La única complicación se ha producido en la parte alta de la sierra y en la parte más baja de Gavilanes, con “una muy pequeña reproducción, que hemos sofocado de forma inmediata”, precisó.

Con el nivel 0 se ha comenzado a replegar la Unidad Militar de Emergencias (UME), y en los próximos días, para la extinción definitiva del fuego, permanecerá un operativo permanente en la zona de Gavilanes formado por tres agentes medioambientales, un técnico, cuatro autobombas, tres cuadrillas terrestres y una unidad helitransportada, y en la zona de El Arenal seguirán actuando tres agentes medioambientales, dos autobombas y dos cuadrillas terrestres.

La superficie afectada en el caso del incendio de Gavilanes y Pedro Bernardo ronda las 1.400 hectáreas, mientras que en el fuego de El Arenal se cifra en 30 hectáreas, informó Hernández Herrero.

El delegado territorial de la Junta en Ávila quiso agradecer “a todo el operativo el trabajo que ha desempeñado, también a los voluntarios que han participado de forma muy intensa en las distintas localidades, a los ayuntamientos, así como a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, Cruz Roja, Protección Civil, porque el operativo, sinceramente, ha trabajado muy bien, ha sido eficaz y podía haber sido considerablemente peor las consecuencias, nada más ver otros incendios que estamos teniendo en otras comunidades cuya extensión es mayor, siendo este incendio muy complicado, sobre todo en cuanto a la orografía”. En este sentido, insistió en que aunque también las condiciones de viento y las altas temperaturas no han acompañado, el terreno por donde ha discurrido el fuego, con zonas muy escarpadas, ha impedido la llegada de las unidades terrestres y ha sido necesario disponer de un buen número de medios aéreos, llegando a sumar hasta 18 en algún momento, según recordó Hernández Herrero. Y a ello además se ha sumado la concurrencia de dos fuegos, que ha obligado a redoblar los esfuerzos del personal, “con técnicos doblando turnos”.

El delegado de la Junta destacó la intervención que se llevó a cabo ante la situación “muy crítica” que se vivió en la noche del sábado, “que fue el contrafuego de Pedro Bernardo, que fue una operación técnica que hicimos aproximadamente a un kilómetro de distancia del pueblo y que nos salió bien, y luego hubo que establecer una línea de defensa con cerca de diez autobombas en un cortafuegos, que supervisé yo mismo con el alcalde de Pedro Bernardo para salvar una posible afección a núcleos de población”, destacando que no ha habido ninguna persona afectada.

En cuanto a la autoría de los incendios, Hernández Herrero que, “aunque ahora mismo no es una prioridad determinar el origen de los mismos, sí que parece que está la mano humana detrás, bien sea por dolo o negligencia en ambos casos”. Ante esa situación, recordó una serie de recomendaciones y prohibiciones a tener en cuenta ante las adversas situaciones adversas que se dan, como es “no utilizar maquinaria agrícola a menos de 400 metros del monte, tanto de desbrozadoras como radiales, o la prohibición de encender fuegos, barbacoas… Y también demandó la colaboración ciudadana para poder identificar a los autores, “una labor que nos facilitaría evitar incendios intencionados, porque desgraciadamente la sequía nos lleva a tener una situación de máxima alerta”.

De igual modo, destacó que este lunes las condiciones meteorológicas han dado una tregua, y siempre es un factor a tener en cuenta a la hora de luchar contra el fuego. “El viernes, el incendio de Pedro Bernando y Gavilanes se complicó por el viento, que no estaba previsto, y de madrugada, el viento de la sierra lo empujaba hacia la parte más superior del Risco de Pedro Bernando, y facilitó un avance más lento de llama para al amanecer poder atacarlo con los medios aéreos”, recalcó. No obstante, insistió en que, aunque han bajado las temperaturas, “no bajamos la guardia, tenemos que extinguir el incendio y hay que ser cautelosos en cuanto a la previsión de su definitiva extinción”.