El coronavirus frena la donación de órganos

M.M.G.
-

Las estrictas directrices de la Organización Nacional de Trasplantes obligan a rechazar por precaución posibles donantes, como ha ocurrido ya estos meses en dos ocasiones en Ávila

Sanidad detecta un microbrote en una residencia de Sotillo - Foto: David Castro

Este miércoles se celebraba el Día del Donante de Órganos bajo el lema ‘Donar es amar’. Una frase que este año cobra un especial significado dada la crisis sanitaria que atraviesa el país y que ha  frenado de manera preocupante la donación de órganos en nuestro país.
Así lo confirma a Diario de Ávila Gabriel Bello, coordinador hospitalario de trasplantes del Complejo Asistencial de Ávila, que habla de las estrictas medidas preventivas marcadas desde la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) con el fin de garantizar la seguridad de los pacientes.
«Durante este año no se ha llevado a cabo ninguna donación en Ávila», confirma el médico intensivista, que recuerda que el año pasado se materializaron tres. «Ydurante la pandemia ha habido un par de potenciales donantes pero que finalmente no pudieron serlo», lamenta el doctor.
Y es que, como parece lógico, cualquier persona portadora del virus o sospechosa de padecerlo no puede donar ninguno de sus órganos, ante el riesgo más que evidente de contagiarlo al receptor.
Esto, sumado a la sobrecarga del sistema sanitario y de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que se han volcado en la atención a los pacientes con Covid-19, está detrás de la fuerte caída de donaciones registradas desde el pasado 13 de marzo a nivel nacional. Según los datos aportados por el Ministerio de Sanidad, hasta el pasado 12 de marzo la actividad se mantenía en niveles muy elevados, con una media de 7,2 donantes y 16,1 trasplantes diarios, cifras incluso superiores a las del año pasado. 
Pero desde el 13 de marzo hasta el 19 de mayo se han realizado 274 trasplantes a partir de 127 donantes, lo que corresponde a una media de 1,9 donantes y 4 trasplantes por díaa. En total se han efectuado 148 trasplantes renales, 77 hepáticos, 34 cardíacos, 11 pulmonares, tres de páncreas-riñón y uno de hígado-riñón. 
«Cualquier paciente con sospecha de Covid, ya sea por datos clínicos o por datos analíticos no puede ser donante», insiste el doctor Bello, que explica cómo a cualquier persona a la que se le va a trasplantar un órgano hay que inmunosuprimirla, por lo que donarle cualquier órgano afectado por un virus podría ser sumamente peligroso.
Reactivación del programa. La buena noticia es que después de estos dos meses de frenazo en la actividad, los hospitales españoles van poco a poco retomando su actividad habitual, por lo que todo indica que las cifras de donaciones volverán a subir. Y eso resulta vital para todas aquellas personas que a día de hoy están pendientes de la llamada que les confirme que ha aparecido un órgano compatible con el que necesitan. Una suerte que, por desgracia, no tuvieron las personas que durante la crisis sanitaria fallecieron al no haber un órgano para ellas.
«Por eso es muy importante concienciarse de que donar órganos salva vidas», recalca el responsable de las donaciones en el Complejo Asistencial de Ávila.
Ese plan específico ‘post-Covid’ elaborado por la ONT y las Coordinaciones Autonómicas de Trasplante busca recuperar lo antes posible la actividad previa a la crisis sanitaria, con garantías de seguridad tanto para los donantes vivos, los receptores de un trasplante, como para los profesionales sanitarios implicados en esta actividad. Un plan que, asegura el Ministerio de Sanidad, ya está dando sus primeros resultados.  

Lea la información completa en la edición impresa.