Los precios suben un 0,7% en el mes y un 3,6% en el año

M.E
-

El vestido y el calzado y el transporte impulsan el aumento mensual, mientras que el anual vuelve a venir marcado por el repunte en la vivienda, gas, electricidad y otros combustibles, según el IPC que publica el INE

El comercio genera más de 330 contratos en junio - Foto: Isabel García

Los precios experimentaron un repunte del 0,7% en mayo en la provincia de Ávila, impulsados de nuevo por el vestido y el calzado y el transporte y para continuar con la tendencia al alza iniciada en marzo. Con esta última subida la tasa interanual, que el mes pasado también estaba en aumento (era del 2,8%), se dispara hasta el 3,6%, uno de los datos más altos de Castilla y León y de todo el país y en un nivel de inflación que no se registraba desde hace cuatro años. El repunte de los precios registrado en el último año tuvo un responsable claro, el grupo de la electricidad, gas y otros combustibles, hoy casi un 15% más caro que hace un año.

El incremento mensual de precios de Ávila fue algo más elevado que las medias de Castilla y León y España, que se quedaron en el 0,6 y el 0,5%, respectivamente. La subida anual de Ávila también fue más acusada que las de la región y el país, que se situaron en el 3,2% y el 2,7%, respectivamente, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos al Índice de Precios de Consumo (IPC).

Atendiendo a la clasificación por grupos, el mayor encarecimiento en relación al mes de abril se dio en el vestido y el calzado, con un 2,1% de subida, mientras que también se registraron precios más elevados en el grupo del transporte (1,4%), la alimentación y bebidas no alcohólicas (0,9%) y en el de la vivienda, agua, electricidad y combustibles, un 0,4% más. La bajada de precios fue algo testimonial y se redujo al grupo del ocio y la cultura (-0,1%).

En el último año los precios se dispararon en el grupo de la vivienda, agua, electricidad y gas, con una subida del 14,7%, de nuevo el principal impulsor del incremento total. Con todo, también se encarecieron los transportes (un 8,8%), los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,5%), los restaurantes y hoteles (0,9%), el ocio y la cultura y el vestido y calzado, un 0,8% más cada uno. En cuanto al descenso de precios, el más significativo se dio en las comunicaciones, con un -4,5%, aunque también se abarataron las bebidas alcohólicas y el tabaco (-0,5%).