«Sea como sea vamos a jugar la Segunda Divisón»

A.S.G.
-

El Ávilasala reafirma sus intenciones de ejecutar el ascenso de categoría. «Sabemos que es un momento delicado, pero lo hemos hablado y vamos a tirar hacia adelante como sea»

«Sea como sea vamos a jugar la Segunda Divisón» - Foto: Isabel García

Sea como sea el año que viene el Ávilasala jugará la Segunda División Nacional Femenina de Fútbol Sala. Tendrán que tocar muchas puertas, esperar el respaldo que en otras ocasiones no han tenido, que sus patrocinadores de siempre sigan confiando en ellas e incluso, quién sabe, si poner de su parte y apretarse el cinturón, pero el Ávilasala no está dispuesto a soltar un premio que por fin ha llegado. Después de dos temporadas consecutivas (2018 y 2019) como subcampeonas, este año les tocaba a ellas. «Este año la competición la estábamos comandando nosotras» recuerda María de las Mercedes Gómez ‘Peke’, entrenadora de un equipo que hacía historia. En la 2013-2014 debutaban en la Regional Femenina de Fútbol Sala entonces bajo el nombre de Eclipse Ávila. Desde hace cuatro años lo hacen cómo Ávilasala, tres de ellos con ‘Peke’ al frente del equipo. «Esto es un premio para todos. No es únicamente el trabajo de una temporada» tiene claro quien seguirá un año más al frente de las abulenses.
Después de dos campañas peleando contra el Universidad de Salamanca y el Universidad de Valladolid, ahora en Segunda División pero entonces siempre un paso por delante de las abulenses, este curso veían que era el suyo. Desde la pretemporada miraban sus opciones y el paso de las jornadas vino a confirmarlo. Encontró como rivales al River Zamora y el FSFLeón, que llegaron a liderar la tabla, pero las abulenses siempre parecían tener algo más.  
«Ha sido una temporada en la que hemos evolucionado respecto a otras temporadas.Hemos mejorado nuestros números». Pero aunque las sensaciones las respaldaban, hasta que la FCYLF validó las clasificaciones y confirmó que eran equipo de Segunda División no lo tuvieron tan claro. «Nos preocupaba cómo se iba a resolver todo» reconocen en una incertidumbre que durante semanas llevó a poner en duda todo lo hecho. «Queremos pensar que la decisión que finalmente se tomó ha sido la más justa. Cuando tus rivales te felicitan será por algo» comenta Peke ante la finalización de la temporada. «El ritmo lo estábamos poniendo nosotras».
Pero para jugar la Segunda División hay que empezar a echar números y aunque apenas han pasado unos días desde que se confirmó el ascenso, la calculadora del Ávilasala ya empieza a funcionar. «Ya lo hemos hablado». Más o menos el presupuesto aproximado –siguiendo el gasto de un club como el Intersala que juega en la Segunda División Grupo IV, donde irá enclavado el Ávilasala– serían unos 20.000 euros. «Un presupuesto más alto del que hemos tenido estos años pero... Puede parecer arriesgado pero vamos a tirar adelante como se pueda. Es verdad que es una situación muy delicada pero tocará esperar el respaldo de instituciones y entidades más fuertes. Aunque al final somos muchos a pedir a los mismos». Lo que es evidente es que el Ávilasala afronta un año en categoría nacional, una nueva referencia del deporte colectivo femenino. «Somos un club pequeño, pero estamos cogiendo el timón».