El Palacio de Caprotti se abre como nuevo museo de la ciudad

David Casillas
-

El alcalde invita a participar en las visitas nocturas que se celebrarán el viernes y el sábado

Las pinturas de Guido Caprotti son de una gran calidad. - Foto: Antonio Bartolomé

La celebración del XX Aniversario de la creación el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España se hizo coincidir ayer en Ávila con la inauguración, largo tiempo esperada, del rehabilitado Palacio de Superunda, un edificio que se ha convertido en el museo que acogerá la riquísima colección de arte que allí disfrutó y/o creó el pintor italiano Guido Caprotti, último ocupante del histórico inmueble.
Así lo destacó el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel García Nieto, que aseguró que en el día se ayer se procedía a «abrir las puertas de una infraestructura extraordinaria», edificio al que invitó a visitar «a todos los ciudadanos de Ávila» a través de «las jornadas de puertas abiertas que vamos a organizar el viernes y el sábado por la noche». Durante esas visitas al Palacio, que el alcalde afirmó que «ha quedado francamente bien, muy hermoso», los participantes podrán disfrutar de la contemplación de alrededor de 70 obras.
El día 17 de octubre, informó García Nieto, «haremos una inauguración del Palacio de Superunda para la ciudad ya con la colección de Caprotti completa», momento a partir del cual ya estará a la vista del público las más de 250 obras que forman parte de todas las colecciones de Caprotti» que se quedó el Ayuntamiento, en las que hay piezas pictóricas, mobiliario, enseres, etc.
Los asistentes al acto de aniversario celebrado ayer en el Palacio de Superunda, entre los que se contaban los tres exalcaldes que han vivido en primera persona la pertenencia de Ávila al Grupo de Ciudades Patrimonio (Ángel Acebes, Dolores Ruiz-Ayúcar y Agustín Díaz de Mera), además de otras autoridades (el subdelegado del Gobierno, José Luis Rivas; el presidente de la Diputación, Agustín González; el delegado territorial, Francisco José Sánchez, y casi todos los miembros de la Corporación Municipal), representantes del mundo de la sociedad abulense, el presidente de Turespaña y la presidenta de la Red de Paradores Nacionales, visitaron el rehabilitado inmueble recién finalizado el encuentro oficial, asegurando todos ellos que habían recibido una impresión muy gratificante.
Ese encuentro de los trece alcaldes (el de Córdoba no pudo asistir, y en su lugar estuvo presente el teniente de alcalde Rafael Jaén) con los representantes de la sociedad abulense se cerró con una página musical muy agradecida, en la que Óscar Arroyo (piano) y Jesús Plaus (violín) interpretaron La primavera de Beethoven y la primera Danza española de La vida es breve de Manuel de Falla.