A la Cebrereña se le complica

Área 11
-

3
Santa Marta
1
Cultural Cebrereña
Finalizado
Los culturalistas no pudieron sumar en el campo de un Santa Marta que logra la permanencia matemática

A la Cebrereña se le complica

La Cultural Deportiva Cebrereña disputó  la primera de las cuatro finales que le quedan para mantener la categoría y salieron con las manos vacías en lo que fue un partido muy pobre. La Cebrereña llegaba al partido con buenas sensaciones tras ganar la pasada semana contra la SD Almazán por tres goles a cero y reencontrarse con una victoria que no llegaba desde el pasado 11 de noviembre; es decir, cinco meses y medio sin sumar los tres puntos en un partido. Unas cifras que han hecho que el conjunto llegara a las últimas jornadas en una posición muy delicada.
El partido se presentaba como muy complicado para el conjunto de Cebreros que no podía contar con Dani Tena, por sanción, ni con su máximo goleador, Terleira, por las molestias que arrastra, ni tampoco con Chino Zapatera. Por contra, los locales llegaban al encuentro con todos los jugadores disponibles y con un Arturo Martín, técnico del Santa Marta, que era consciente que el conjunto que llegaba con el agua al cuello eran los visitantes.
El partido comenzó con un dominio muy claro por parte de la UD Santa Marta. Los locales controlaban el balón y generaban más peligro sobre la portería de un Javi que fue uno de los hombres más destacados por parte de la Cebrereña en el primer tiempo. En el minuto 11 de partido tuvo la primera el conjunto local. Diego recogió el balón tras superar a la defensa en velocidad y se quedó mano a mano con un Javi que desvió el balón para que el 0-0 siguiera en el electrónico. El primer cuarto de hora fue dominado por un Santa Marta que rozaba el área visitante y que encerraba a una Cebrereña que sufría mucho para superar la línea del centro del campo.
Los locales seguían proponiendo más fútbol y en el minuto 20 llegó el primer gol del partido en el que el portero Javi volvió a ser protagonista tras rechazar el primer disparo, pero nada pudo hacer con un segundo golpeo de un Montes que anotó a placer para poner el primer gol de la tarde del sábado. El 1-0 hacía justicia a los visto sobre el terreno de juego en este primer tramo de partido.
El gol espoleó a un conjunto local que quiso más y que siguió insistiendo para certificar matemáticamente la salvación. Y cuando se cumplió la media hora de partido llegó el segundo tanto de un Santa Marta que comenzaba a sentenciar el partido. Asensio fue el encargado de finalizar una buena jugada ensayada desde la esquina que terminó con su golpeo desde la frontal para poner el 2-0 en el electrónico y con toda en contra para una Cebrereña que veía como la ‘final’ que estaban disputando se comenzaba a teñir en forma de derrota.
Pero cuando todo apuntaba que el gol seguiría hundiendo a la Cebre, llegó el gol del conjunto verdiblanco para reducir diferencias en el marcador. Un 2-1 que dejaba el partido abierto, aunque las sensaciones seguían siendo favorables a un conjunto local que estaba siendo superior. Se llegó al descanso con este 2-1 y tras el paso por los vestuarios el ritmo del partido disminuyó, aunque la Cebrereña seguía teniendo muchas dificultades para llegar a la portería visitante, a no ser que fuera a través de un balón parado. Los minutos pasaban y no fue hasta el minuto 17 cuando llegó la primera acción peligrosa del segundo tiempo. El jugador local, More, cayó dentro del área, pero el colegiado del encuentro no decretó la pena máxima. Justo después de la acción polémica, Barbero, el jugador de la UD Santa Marta, tuvo en sus pies el tercero para los locales, pero su disparo salió desviado.
Los minutos seguían avanzando y la sensación era que la Cebrereña lo tendría muy difícil para rascar algo positivo. Y más cuando los locales no aflojaban y seguían en busca del tercer gol para cerrar el partido. Lerma tuvo ese gol en el minuto 76. El jugador local recibió de espaldas, se giró y golpeó con la pierna izquierda por encima de la portería de Javi.
Y finalmente sucedió lo que se veía venir: el tercer gol para la Santa Marta. Lerma anotó un buen gol de cabeza para sentenciar el partido y certificar la permanencia en tercera división para su conjunto. Se llegó al final del encuentro con un 3-1 que pudo ser más amplio y con una Cebrereña que todavía se puede salvar y que tiene aún nueve puntos por los que luchar para no descender de categoría.