Sin positivos en la residencia de mayores de El Barraco

Beatriz Mas
-

En la localidad se realizan labores de desinfección, se atiende y ayuda a quienes viven solos y se sigue colaborando con la fabricación de material como batas, gorros o mascarillas

Sin positivos en la residencia de mayores de El Barraco

El Barraco, como pasa en todas partes del país, se mueve estos días entre la incertidumbre respecto a cómo irá evolucionando la crisis sanitaria provocada por la expansión del coronavirus y la necesidad de mantener cuidados y protegidos a sus vecinos, especialmente los más vulnerables.
En este sentido, como noticia positiva, explica el alcalde, José María Manso, que en la residencia de mayores de la localidad «por el momento estamos bastante bien, no tenemos contagios». Y en ello puede haber influido las medidas que se tomaron desde un principio, ya que se decidió suspender el funcionamiento del centro de día y se prohibió la entrada de gente, con la suspensión de las visitas y sin que puedan entrar proveedores, que dejan sus entregas en la calle y luego las recoge el personal de la residencia, eliminando los envoltorios. 
Además, señala el regidor, «todo el personal entra por una puerta» donde hay un «felpudo con desinfectante».
No se trata solo de estos cuidados sino que también se ha procedido a la desinfección del interior, en ocasiones con la Unidad Militar de Emergencia, pero también con la Diputación. Y ello junto al personal de esta residencia, con su propio trabajo de limpieza y desinfección en un centro que cuenta con 46 residentes y donde no han tenido problema con el personal, que «se está cuidando».
Más allá de la residencia también se procede a desinfectar diferentes zonas de la localidad, con equipos propios, con los que llegan desde la Diputación (por ejemplo al centro médico o dos veces a la residencia) y recientemente con un camión de la Junta de Castilla y León.
En cuanto a la atención a los vecinos, que también es fundamental en circunstancias como las actuales, José María Manso explica que se está facilitando la comida a las personas que acudían al centro de día y que pueden recoger sus familiares para que ellos no tengan que cocinar. Además, a través de la Asamblea Local de Cruz Roja se está llevando a cabo el trabajo de acudir a las casas de las personas mayores que están solos para llevarles la compra con productos de alimentación, limpieza y medicinas.
Y cómo no, está todo el trabajo que se realiza con las mascarillas, que se están repartiendo a través de trabajadores de Ayuntamiento, llevándolas a las viviendas. Además, estos días también se cuenta con pantallas de protección que han llegado desde El Tiemblo y que se están haciendo llegar a los comercios que están abiertos. 
En cuanto a la fabricación propia, se siguen elaborando mascarillas, batas y gorros. Esto ha posibilitado, según los últimos datos facilitados desde el Ayuntamiento, que se hayan elaborado ya 967 batas que se han suministrado a la Junta de Castilla y León a través del Club Rotary. Además se han cortado para elaborar en otras zonas 1.219 más.
A ello se unen unos 1.000 gorros y unas 2.000 mascarillas, aunque en este caso más para el pueblo. Y todo ello gracias al trabajo de más de 60 personas de la localidad, con el apoyo de un grupo de peleteros. Toda una ‘armada’ que podrá seguir con su misión con otros 10.500 metros de tela llegados desde el Club Rotary y a la espera de más material.