Las Navas bloquea dos de sus entradas frente a la avalancha

M.E
-

El alcalde arremete contra la conducta «irresponsable» y «temeraria» de ciudadanos que han llegado a la localidad «por vacaciones». Sotillo de la Adrada y Navaluenga también notan más visitas estos días

Las Navas bloquea dos de sus entradas frente a la avalancha

Lo comentó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y lo han corroborado varios alcaldes de la provincia. Hay preocupación, y en algunos casos alerta, por la masiva llegada de visitantes procedentes de otras regiones, principalmente de Madrid, a distintas localidades de la provincia de Ávila aprovechando la Semana Santa. Las Navas del Marqués, Sotillo de la Adrada o Navaluenga son algunos de los municipios que estos días están percibiendo una mayor presencia de personas que ocupan sus segundas residencias, de lo que se deduce que para llegar hasta allí han tenido que desoír las restricciones del estado de alarma y burlar los controles policiales. 
En Las Navas del Marqués la avalancha ha sido tal que ha obligado al Ayuntamiento a emitir un decreto para bloquear dos de sus principales entradas y mantener la tercera con controles para limitar los accesos a un municipio que si normalmente cuenta con unos 5.200 vecinos, desde el inicio del estado de alarma registra «entre 9.000 y 10.000» y en esta semana habrá llegado «a los 14.000».
Lo explica el alcalde, Javier Sastre, en unas declaraciones plasmadas en redes sociales en las que califica de «irresponsable»y «temeraria» la conducta de los que han viajado a la localidad «por vacaciones», no en vano se están viendo «calles llenas» y «algunos establecimientos desbordados». El regidor quiere dejar claro que en el arranque de la cuarentena el Consistorio navero permitió y defendió el confinamiento en las segundas residencias de la localidad porque se estaba cumpliendo con la normativa al igual que lo hacían los vecinos, pero «lo irresponsable ha venido estos días». «No es normal que la gente venga de vacaciones y lo haga con nocturnidad, no es de sentido común», asegura, añadiendo que el mayor repunte se dio en la tarde-noche del martes al miércoles.