Diputación y Consorcio apuestan por el reciclaje

M.M.G.
-

Ambas instituciones trabajan para instalar puntos limpios o áreas de aportación en todos los pueblos de la provincia antes de que concluya esta legislatura

Diputación y Consorcio apuestan por el reciclaje

Que los abulenses de todas las localidades de la provincia puedan deshacerse de sus residuos de manera cómoda y ecológica. Bajo esta primera premisa se encaminan los esfuerzos de la Diputación Provincial y el Consorcio Provincial, que como confirma a Diario de Ávila el diputado responsable de Consorcios, José Luis del Nogal, «trabajan en un proyecto para abrir puntos limpios o áreas de aportación en cada municipio de la provincia». 
Aclara Del Nogal la diferencia entre ambas instalaciones. «En un  punto limpio se pueden depositar todo tipo de residuos», apunta en primer lugar, «y las zonas de aportación son sólo para enseres, podas y cascotes de obra». De esta manera, es necesario que se completen con la visita de los puntos limpios móviles.
Estos son varios remolques movidos con la cabeza tractora de un camión y en cuyo interior se encuentran departamentos de todos los posibles residuos que necesitan ser erciclado: desde aceite de cocina o de coche a otros más peligrosos a los que hay que darles su tratamiento correspondiente.
La intención es poder tener concluido el proyecto durante la presente legislatura. Al menos ésa era la idea principal de ambas instituciones al ponerla en marcha. Pero la llegada de la crisis que afecta al país en todos los sentidos supuso un parón para un proyecto que, eso sí, ahora se ha retomado.
Se trata, en definitiva, de que todos los abulenses, ya vivan en un pueblo grande o en uno de menor tamaño, tengan fácil el reciclaje, gracias a la presencia en sus localidades de puntos de desecho específicos para ello.
Algunos pueblos de la provincia, sobre todo los de mayor tamaño, ya disponen de instalaciones de estas características, ya sean propiedad municipal o de la misma Diputación. 
En este sentido, Del Nogal apunta que son cinco las plantas (además de una de menor tamaño en Villanueva del Aceral) que son propiedad directa de la institución provincial. Se trata de las ubicadas en Piedralaves, El Barco de Ávila, Piedrahíta, El Barraco y Navarredonda de Gredos, aunque esta última no necesita estar abierta durante todo el año.
A esas plantas fijas se trasladan los residuos que, por otra parte, se recogen en otras localidades en los puntos móviles de reciclaje. «Es necesario que el Ayuntamiento solicite la presencia del punto limpio móvil de la Diputación», aclara el diputado provincial, que explica también que una vez trasladados  en un primer momento los residuos a las plantas de transferencia se levan a los CTR (ya sea al ubicado en Urraca Miguel o al localizado en Arenas de San Pedro) donde cada tipo de residuo recibe el tratamiento que precisa.

Lea la información completa en la edición impresa.