La afiliación extranjera crece un 20% por el sistema agrario

M.E
-

Casi uno de cada tres cotizantes de otros países pertenece al régimen del campo, una proporción mucho más elevada que la de los autónomos, que son el once por ciento del total, 4.380

La afiliación extranjera crece un 20% por el sistema agrario - Foto: Alberto Rodrigo

Casi uno de cada tres afiliados extranjeros a la Seguridad Social en la provincia de Ávila pertenece al sistema especial agrario, y aproximadamente uno de cada diez se encuadra en el régimen especial de autónomos. Estas son solo dos pinceladas del perfil de los trabajadores extranjeros en la provincia en el mes de octubre, lo que da idea de la elevada vinculación de las personas con nacionalidades distintas a la española con el campo y de la limitada implantación de los trabajos por cuenta propia en el colectivo. 
Según el último informe facilitado por la Junta de Castilla y León con datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el número de afiliados extranjeros a la Seguridad Social en Ávila se elevó en octubre a 4.380. Son 737 más que en septiembre, lo que supone un 20,23% más, un significativo incremento que fue el más destacado de Castilla y León y que tuvo un responsable claro, el sistema agrario, ámbito en el que los cotizantes extranjeros crecieron en 787, un 161% más. La media de la región se quedó en el 5,2%, mientras que la media nacional fue aún más moderada, de apenas el 0,2%.
En relación al año pasado también se registra un aumento de afiliados extranjeros, en concreto de 514, lo que representó una subida porcentual del 13,3%, también la más elevada de la Comunidad. Las medias regional y nacional se quedaron por debajo del 7%.
De los 4.380 afiliados extranjeros contabilizados en Ávila más de la mitad, hasta 2.287, pertenecen al régimen general. El 30% de ellos, en concreto 1.275, cotizó en octubre en el régimen agrario, mientras que el 11% (488) se enmarcó en el régimen de autónomos. Completan la estadística los 330 afiliados en el sistema del hogar.